• El buque de guerra USS Mount Whitney de la Sexta Flota de Estados Unidos.
Publicada: domingo, 7 de noviembre de 2021 23:12

Rusia afirma que los buques de guerra con misiles guiados de EE.UU. y la OTAN que ingresan al mar Negro intentan probar la preparación de la Fuerza Armada rusa.

En una entrevista concedida este domingo al canal Rossiya 1, el ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú, ha declarado que la presencia de buques extranjeros, en particular, de EE.UU. y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en el mar Negro es “un intento casi constante” de comprobar hasta qué punto la Armada rusa está “preparada” y tiene “todo el sistema alineado a lo largo de la costa del mar Negro”, en general en la frontera sureña.

En este contexto, ha indicado que la OTAN, encabezada por EE.UU., realiza tales pruebas de fuerza y enfoques realizando ejercicios militares con las flotas de los países vecinos de Rusia, como Ucrania y Georgia. En reacción, Rusia, también, “realiza simulacros y sigue haciéndolo”, ha advertido el ministro de Defensa.

Los militares rusos, ha apostillado Shoigú, vigilan los movimientos de los buques de guerra estadounidenses que permanecen en las aguas del mar Negro, para no permitir ninguna provocación.

Cuando un buque extranjero “ingresa al mar Negro y entendemos que lleva armas de precisión de largo alcance, por supuesto que lo vigilamos de cerca, lo rastreamos y entendemos que en cualquier momento es posible cualquier provocación”, ha dicho el alto militar ruso.

 

Las declaraciones de Shoigú se han producido en medio de un pico de tensión en la zona por la presencia de dos buques de guerra pertenecientes a la Sexta Flota de EE.UU., a saber, el USS Porter y el USS Mount Whitney, en el marco de la colaboración entre el país norteamericano con la OTAN.

Las relaciones entre Rusia y el Occidente atraviesan un período de gran tensión a tenor de una serie de cuestiones, incluida la situación en Ucrania y la anexión de la estratégica península de Crimea a la Federación Rusa en 2014.

Rusia ha puesto especial énfasis a la modernización de sus equipos militares y al mejoramiento de su capacidad ofensiva y defensiva, en medio de las tiranteces que mantiene con el Occidente por temas como la crisis de Ucrania, situación que ha conducido a ambas partes al borde de la guerra.

mmo/ncl/hnb