• Los bombarderos rusos TU-95MS sobrevuelan en Moscú, la capital, 7 de mayo de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 9 de diciembre de 2019 15:27

Rusia avisa de la masiva modernización del componente aéreo de la tríada nuclear del país, que incluye un número de buques y misiles de largo alcance.

“Hoy podemos decir con confianza que la renovación de la flota de aviación de largo alcance existente y la creación de nuevos aviones han fortalecido significativamente el componente aéreo de la tríada nuclear”, ha declarado este lunes el Ministerio ruso de Defensa, Serguéi Shoigú.

Rusia, según Shoigú, ha podido alcanzar el número programado de los bombarderos estratégicos Tu-95MS y, en este sentido, ha aplaudido el trabajo de la gigante de la aviación rusa Tupolev.

Este año, Tupolev realizó intensos trabajos en el bombardero estratégico Tupolev Tu-160 de largo alcance, a fin de modernizar la primera y la segunda fases con el reemplazo de equipos obsoletos de ingeniería de radio y navegación.

LEER MÁS: Rusia moderniza su bombardero estratégico Tupolev Tu-160

 

El titular ha manifestado, asimismo, la intención de su país de ampliar la variedad de vehículos aéreos no tripulados, sistemas robóticos y armas basadas en nuevos principios físicos, agregando que se necesita un mayor número de buques de largo alcance en la Armada, incluidos los portadores de misiles crucero Kalibr y los misiles hipersónicos Tsirkón.

LEER MÁS: Putin: Corbeta multipropósito rusa recibirá misiles hipersónicos

El ministro de Defensa de Rusia ha destacado también que tales medidas ayudarán a mantener un alto nivel de preparación de las tropas ante eventuales conflictos, garantizarán los intereses nacionales y responderán adecuadamente, en caso de agravarse la situación política-militar en cualquier dirección estratégica.

Los drones, aviones espía y de reconocimiento de Estados Unidos realizan con frecuencia vuelos en las zonas cercanas a las fronteras rusas a fin de de recoger información sobre las actividades rusas e instalaciones militares de este país. Ante tal coyuntura, Moscú ha expresado en repetidas ocasiones su preocupación por la acumulación de medios militares de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), liderada por Washington, a lo largo de sus fronteras, en particular de Europa.

Refiriéndose a la salida de EE.UU. del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés), Shoigú ha declarado varias veces que dicho paso podría abrir la puerta a una nueva carrera armamentista, añadiendo que Moscú está preparado para desarrollar diversos misiles para defenderse ante las armas similares que posee Estados Unidos.

nlr/ctl/tmv/mjs

Comentarios