• Parte de las obras de construcción del gasoducto Nord Stream 2 en el Mar Báltico, 10 de septiembre de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 19 de octubre de 2021 11:24

Pese a presiones de Estados Unidos, el Nord Stream 2 de Rusia está listo para el transporte de gas a Europa, tras completar el llenado de la primera tubería.

El procedimiento de entrada de gas para la primera cadena del gasoducto Nord Stream 2 se ha completado”, confirmó el lunes el operador con sede en Suiza del proyecto liderado por Rusia, en un comunicado.

Asimismo, subrayó que, como se planeó, el primero de los dos hilos del Nord Stream 2 se llenó con unos 177 millones de metros cúbicos del llamado gas técnico, alcanzando una presión de 103 bar en la tubería, lo que es suficiente para iniciar el transporte de gas en el futuro.

En este sentido, hizo hincapié en que los pasos previos a la puesta en servicio de la segunda cadena están en curso, asegurando que se informará sobre los pasos técnicos adicionales a su debido tiempo.

 

El nuevo gasoducto tendrá capacidad para transportar 55 000 millones de metros cúbicos de gas al año. Esto es suficiente para abastecer a 26 millones de hogares europeos, se lee en el texto.

Nord Stream 2 es un proyecto internacional para la construcción de un gasoducto que llevará gas ruso a Alemania por debajo el mar Báltico sin pasar por Estados de tránsito como Ucrania, Bielorrusia, Polonia y otros de Europa del Este.

El proyecto pone a Alemania como principal destinatario del gas ruso, pero la ramificación implica otros países europeos, que necesitan el gas ruso por la serie de ventajas ante al ofrecimiento de gas licuado por parte de Estados Unidos, más costoso y contaminante, en medio de la decisión europea de cesar el uso de combustibles fósiles de aquí al año 2050.

No obstante, Washington se opone a dicho megaproyecto, so pretexto de que el gasoducto aumentaría la influencia de Moscú en Europa en un momento de creciente tensión entre ambas potencias.

De hecho, a principios de mayo, el país norteamericano impuso sanciones contra 13 barcos y tres organizaciones rusas involucradas en el proyecto. 

A su vez, Rusia rechaza las presiones de Washington y califica estas amenazas como un intento de obligar a los europeos a comprar gas licuado norteamericano. Es más, a diferencia de EE.UU., Alemania considera Nord Stream 2 como un proyecto con gran beneficio económico y lo apoya.

mdh/ncl/mrg