• Un sistema de defensa antimisiles S-500 del Ejército ruso. (Foto: Caspian News)
Publicada: sábado, 16 de octubre de 2021 0:36

El Ejército de Rusia refuerza su arsenal militar con el sistema de misiles antiaéreos S-500, “una bala de plata contra el prestigio de Estados Unidos”.

En un informe publicado este viernes, la revista estadounidense The National Interest pone la lupa sobre la potencia de los sistemas S-500 de la Fuerza Aérea de Rusia y enfatiza que la industria de defensa del país euroasiático tiene bajo la manga planes para el despliegue del primer lote de S-500 de próxima generación.

El primer regimiento de los sistemas de defensa aérea S-500 ha entrado en servicio con una unidad, cuyo deber en combate es proteger y defender el espacio aéreo de la capital del país [Moscú]”, dio a conocer el miércoles la agencia estatal rusa de noticias TASS, citando a una fuente cercana al Ministerio de Defensa ruso.

La fuente rusa agregó que el segundo lote del novedoso escudo antimisiles se entregará a las fuerzas aeroespeciales en la primera mitad de 2022, como parte de un “contrato a largo plazo”.

En este contexto, el informe de The National Interest señala que el fabricante del sistema ruso, Almaz-Antey, califica el mismo como un “golpe contra el prestigio de EE.UU.”, para luego añadir que los funcionarios de Defensa rusos definen el S-500 como una “bala de plata” contra los aviones furtivos estadounidenses F-22 y F-35.

 

Rusia comenzó a probar el sistema S-500 en agosto de 2020 y llevó a cabo la última fase de pruebas en 16 de septiembre del año en curso. Según las fuentes militares, por sus características, superará significativamente al S-400 que actualmente está en función para salvaguardar las fronteras aéreas tanto de Rusia como otros países que emplen el sistema, entre ellos China; el aparato también fabricado por Almaz-Antey, el mayor contratista de defensa de Rusia.

Es más, el S-500 es más poderoso que su competidor estadounidense, Patriot Advanced Capability 3, de acuerdo a los expertos castrenses.

¿En qué se difiere el S-500 de otros sistemas antimisiles rusos?

El S-500 es el más novedoso de los sistemas de defensa aérea de largo alcance (hasta 600 kilómetros) y fue diseñado para interceptar y destruir misiles balísticos intercontinentales, así como misiles de crucero hipersónicos, aviones y helicópteros.

Además de que tiene la capacidad de abatir de manera simultánea hasta 10 blancos balísticos que se muevan a una velocidad de hasta 7 kilómetros por segundo, puede atacar satélites de órbita baja y ciertos tipos de naves espaciales en el espacio cercano.

mmo/ctl/mrg