• Imágenes satelitales indican que Rusia se prepara para reanudar las pruebas de su misil de crucero de propulsión nuclear.
Publicada: miércoles, 21 de octubre de 2020 10:01

Nuevas imágenes satelitales indican que Rusia está preparando un desmantelado sitio de lanzamiento para reanudar las pruebas de uno de sus misiles nucleares.

Al analizar las imágenes obtenidas el martes por la cadena estadounidense CNN, expertos vaticinan que la inminente prueba del misil ruso de crucero de propulsión nuclear Burevestnik se realizará en un sitio de lanzamiento, conocido como Pankovo, ubicado cerca del Círculo Polar Ártico, previamente desmantelado.

Rusia pareció pausar las pruebas del misil después de 2018, cuando desmanteló el sitio de lanzamiento. Pero “las nuevas fotografías satelitales indican que la pausa terminó”, según Michael Duitsman y Jeffrey Lewis, investigadores del Instituto Middlebury de Estudios.

“La actividad y la nueva construcción son consistentes con la reanudación de los vuelos de prueba del misil de crucero de propulsión nuclear Burevestnik. (Las imágenes) revelan grandes cantidades de contenedores en dos áreas de apoyo, incluido el probable edificio de control de misiles”, indicaron los investigadores sobre las imágenes, capturadas por Planet Labs en septiembre.

Vipin Narang, experto en proliferación nuclear y profesor asociado en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), explicó a CNN que un misil de crucero de propulsión nuclear “da un alcance intergaláctico a un misil con capacidad nuclear, que evade radares y de vuelo bajo, que puede representar un desafío para las defensas nacionales de misiles”.

Imágenes satelitales indican que Rusia se prepara para reanudar las pruebas de su misil de crucero de propulsión nuclear en un sitio de lanzamiento, conocido como Pankovo, ubicado cerca del Círculo Polar Ártico.

 

Rusia realizó al menos un vuelo de prueba del misil de crucero de propulsión nuclear desde el mismo sitio cerca del Círculo Polar Ártico en noviembre de 2017. Según reportes, llevó a cabo muchas otras pruebas en los meses siguientes, de acuerdo con los expertos consultados.

EE.UU. se retiró en 2002 del Tratado de Misiles Antibalísticos (ABM, por sus siglas en inglés) y tampoco pretende debatir la prórroga del Tratado de Reducción de las Armas Estratégicas (START III, por sus siglas en inglés). Además, EE.UU. anunció en agosto de 2019, su retirada oficial del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés), firmado en 1987 con la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

Distintos analistas advierten que el fin de los tratados llevará a una nueva carrera armamentística, y consideran que el objetivo de Washington es acumular fuerzas militares en el continente europeo.

Ante tal coyuntura, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, consideró el 30 de septiembre, “un error” que Europa no haya entablado diálogos directos con Rusia sobre las cuestiones de reducción de armamentos.

Rusia, no obstante, asegura que nunca hará uso de sus armas nucleares, a menos que vea amenazada su seguridad nacional a raíz de las actividades provocativas de EE.UU.

ask/ktg/krd/mjs