• Un destructor HMS Dragon de la Marina Real británica en el canal de la Mancha.
Publicada: lunes, 5 de octubre de 2020 10:16

Rusia ha comenzado a rastrear los movimientos del destructor HMS Dragon de la Marina Real británica, después de que el buque entrara en el mar Negro.

Las fuerzas y medios de la Flota del mar Negro han comenzado a monitorear las acciones del destructor Dragon de la Armada del Reino Unido que ingresó al mar Negro el 4 de octubre de 2020”, ha informado este lunes el Centro Nacional ruso de Gestión de la Defensa.

Conforme explica la agencia estatal rusa de noticias, TASS, HMS Dragon es un destructor designado para operar como parte de los grupos de portaviones multipropósito, proporcionar defensa de guerra aérea y antisubmarina, luchar contra las fuerzas enemigas de superficie y submarinas, lanzar ataques con misiles contra objetivos terrestres y realizar otras misiones.

Además, agrega, el destructor HMS Dragon está armado con un sistema de misiles antiaéreos con un radar multifuncional que rastrea e intercepta simultáneamente varios objetivos aéreos. Asimismo, está equipado con otros sistemas y sensores de armas de alta tecnología.

 

El Gobierno ruso advirtió en septiembre del aumento de la presencia de los buques de guerra de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en el mar Negro y de que sus misiones duran al menos un 30 % más en 2020, en comparación con el año anterior. Además, el 40 % de ellos llevan armas de largo alcance y alta precisión.

De hecho, según un informe del diario británico The Times, la Real Fuerza Aérea y la Marina Real del Reino Unido, país miembro de la OTAN, ha enviado unas 28 aeronaves desde finales de agosto a la costa rusa en el mar Negro y a la costa de la península de Kola en el Ártico para obligar a Rusia a tomar medidas defensivas y de represalia.

Moscú denuncia la expansión militar de las fuerzas de la OTAN cerca de sus fronteras, y advierte que tales actos suponen una amenaza directa para su seguridad nacional y, por tanto, se reserva el derecho de dar una respuesta contundente a cualquier agresión o violación de su soberanía sea aérea o marítima.

fmk/mkh/nii/