• Un caza Typhoon de la Real Fuerza Aérea del Reino Unido.
Publicada: lunes, 21 de septiembre de 2020 8:17

El Reino Unido intensifica sus operaciones de patrulla cerca de las costas rusas para obligar al país euroasiático a tomar medidas defensivas y de represalia.

De acuerdo con un informe publicado el domingo por el diario británico The Times, la Real Fuerza Aérea y la Marina Real del Reino Unido han enviado unas 28 aeronaves desde finales de agosto a la costa rusa en el mar Negro y a la costa de la península de Kola en el Ártico.

Citando a un piloto retirado de la Real Fuerza Aérea, el informe señala que tales medidas buscan enfurecer a Rusia y obligarla a tomar medidas de represalias con cazas, barcos y submarinos, lo que, según el piloto, permitiría que los aviones espías recopilen datos de inteligencia. Con esta táctica, se puede obtener información que ayude a identificar sus “vulnerabilidades”, agregó el diario británico.

Entre las aeronaves enviadas a las costas rusas, según el informe, figuran cazas Typhoon, aeronaves-cisternas Airbus A330 MRTT, aviones de vigilancia Sentinel y RC-135 y naves de alerta y control aerotransportado Sentry E-3.

 

El informe especifica, además, que por primera vez habían enviado cazas más allá del Círculo Polar Ártico para patrullar la región de Múrmansk (extremo noroeste de Rusia), donde se encuentran las principales bases rusas de submarinos. También enviaron a la región la fragata británica HMS Sutherland como parte de una flotilla, compuesta por buques de guerra estadounidenses y noruegos; y al mar Negro enviaron la fragata de reconocimiento HMS Enterprise.

El informe de The Times se emitió mientras la Dirección Principal de Operaciones del Estado Mayor de Rusia advirtió el viernes que las misiones de los buques de guerra de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en el mar Negro duran al menos un 30 % más que en 2020.

Moscú denuncia la expansión militar de EE.UU., a la cabeza de las fuerzas de la OTAN, y de sus aliados occidentales cerca de sus fronteras, y advierte que tales actos suponen una amenaza directa para su seguridad nacional y, por tanto, se reserva el derecho de dar una respuesta contundente a cualquier agresión o violación de su soberanía sea aérea o marítima.

nlr/nkh/nii/