• El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, en la Conferencia de Seguridad de Múnich, Alemania, 16 de febrero de 2019. (Foto:AFP)
Publicada: jueves, 21 de febrero de 2019 0:36
Actualizada: jueves, 21 de febrero de 2019 1:53

Las amenazas de EE.UU. a militares de Venezuela son una “injerencia directa en los asuntos” de ese país y violan la Carta de la ONU, afirmó el canciller ruso.

“Las amenazas de EE.UU., apoyadas e impulsadas por la oposición venezolana, que, de hecho, pide directamente una intervención externa, sin duda alguna constituyen una violación de la Carta de la ONU (acrónimo de la Organización de las Naciones Unidas) y una injerencia directa en los asuntos internos de un país independiente”, aseveró el miércoles el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.

El jefe de la Diplomacia rusa expresó, asimismo, su esperanza de que Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional (AN) venezolana —declarada en desacato en 2016—, “responda a las iniciativas que proponen un diálogo inclusivo entre todas las fuerzas políticas” y subrayó la necesidad del diálogo político entre el Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, y la oposición, como única solución a la crisis que aqueja al país suramericano. “Se puede lograr un resultado solo a través de un diálogo político inclusivo y la búsqueda de compromisos y acuerdos", enfatizó al respecto Lavrov.

En lo que se refiere a los intentos de EE.UU. por propiciar una intervención militar directa o bajo el disfraz de una supuesta “ayuda humanitaria” a Venezuela, el canciller ruso aseguró que dichas pretensiones “no aportarán el resultado deseado”.

Las amenazas de EE.UU., apoyadas e impulsadas por la oposición venezolana, que, de hecho, pide directamente una intervención externa, sin duda alguna constituyen una violación de la Carta de la ONU (acrónimo de la Organización de las Naciones Unidas) y una injerencia directa en los asuntos internos de un país independiente”, aseveró el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.

 

La Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, comenzó el 2 de febrero el envío de ayuda a Venezuela, sin embargo, las autoridades venezolanas ven la supuesta partida de ayuda estadounidense a su país como otro complot golpista y advierten que EE.UU. se sirve del pretexto de la ayuda humanitaria para entregar armas a la oposición y promover una intervención en Venezuela.

El pasado 23 de enero, Guaidó se autoproclamó “presidente encargado” del país. Inmediatamente después, fue reconocido por EE.UU., algunos países de la región y varios miembros de la Unión Europea (UE).

Pese al reiterado llamado del presidente de Venezuela a abrir el diálogo, tanto con la oposición como con EE.UU., estos se niegan a sentarse a la mesa de conversaciones e insisten en derrocar al Gobierno chavista.

ahn/anz/nlr/rba

Comentarios