• La pruebas de misiles de defensa terrestre Aegis de EE.UU. desde la isla de Kauai, en Hawái, 10 de diciembre de 2018.
Publicada: sábado, 19 de enero de 2019 9:03
Actualizada: sábado, 19 de enero de 2019 10:32

Rusia advirtió a EE.UU. de no iniciar una carrera armamentista en la Tierra y el espacio, ante la negativa de Washington a limitar su defensa balística.

El Ministerio de Exteriores ruso aseguró el viernes que el informe llamado “Revisión de la Defensa de Misiles” presentado en el Pentágono, demuestra el intento de Washington para establecer su dominio militar y llevar a cabo operaciones militares en cualquier punto en el planeta e incluso en el espacio con impunidad.

“Quisiéramos señalar que la misma lógica sirvió de fundamento para la carrera de misiles nucleares generalizada que llevó varias veces al mundo al límite del desastre”, indicó la Cancillería rusa en un comunicado agregando que la Casa Blanca “aparentemente, ha decidido tropezar con la misma piedra”.

La Diplomacia rusa asimismo expresó inquietud particular sobre la idea de desplegar no solo sensores, sino armas en la órbita, como sugerido por el presidente de EE.UU., Donald Trump, al presentar el informe, que “prácticamente da la luz verde a emplazar dispositivos con capacidad de lanzar ataques en el espacio”.

La implementación de estas ideas “inevitablemente resultará en una carrera armamentista en el espacio, que tendría las peores consecuencias para la seguridad y estabilidad internacional” y tampoco tendrá buenas consecuencias para la seguridad de EE.UU. y sus aliados al dar un “duro golpe a la estabilidad internacional, que ya está desmoronándose gracias a las acciones irresponsables de Washington”.

Quisiéramos señalar que la misma lógica sirvió de fundamento para la carrera de misiles nucleares generalizada que llevó varias veces al mundo al límite del desastre”, indicó la Cancillería rusa en un comunicado, al responder a la sugerencia del presidente de EE.UU., Donald Trump, de desplegar dispositivos con capacidad de lanzar ataques en el espacio.

 

En su discurso al presentar el informe, el mandatario estadounidense había sugerido desarrollar un nuevo sistema de capa de defensa de misiles con base en el espacio, que será dedicado tanto a la defensa como a ataques militares.

Asimismo, anunció que la revisión exige instalar “20 nuevos interceptores con bases en tierra en Fort Greely, Alaska, y nuevos radares y sensores para detectar misiles foráneos lanzados contra EE.UU.”, para defender al país norteamericano ante amenazas balísticas.

Mediante la nueva estrategia, EE.UU. busca estar al tanto del desarrollo de capacidades militares de algunos de sus rivales, como China y Rusia, que recientemente han desarrollado y probado misiles hipersónicos.

El objetivo del plan de Trump, según el mandatario norteamericano, es “detectar y destruir cualquier misil lanzado contra EE.UU. en cualquier parte y en cualquier momento”.

El documento del Pentágono vio la luz después de que en octubre el inquilino de la Casa Blanca anunciara su intención de retirarse del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés) Washington-Moscú, un importante referente del control de armas y la seguridad mundial en la última etapa de la Guerra Fría.

La Administración de Trump justificó su decisión con supuestas violaciones del tratado por parte de Rusia y afirmó que EE.UU. necesita misiles de medio y corto alcance para “contener” a China.

ahn/ktg/hnb/msf

Comentarios