• El canciller ruso, Serguéi Lavrov, en una conferencia sobre Afganistán en Ginebra, 28 de noviembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 24 de diciembre de 2018 9:49

Serguéi Lavrov asegura que EE.UU. jamás logrará convertir a Rusia en “una herramienta” en pro de sus intereses, por ejemplo, enfrentarla a China.

El canciller ruso, Serguéi Lavrov, reconoce que Washington ha logrado convertir a ciertos países en herramientas que sirven a sus intereses, pero con Rusia, asegura, no lo ha logrado y ni lo logrará nunca.

“Provocar un cambio de gobierno en nuestro país o modificar la política rusa es una ilusión que comparten muchos en Washington y parte de su deseo de convertirnos en una herramienta al servicio de los intereses de EE.UU. (…) Pero no lo lograrán con nosotros”, ha asegurado Lavrov en una entrevista exclusiva concedida hoy lunes a la agencia local de noticias Sputnik.

Washington, denuncia el canciller, “nunca” ha considerado la relación con Rusia como valiosa en sí, siempre ha tratado de usar a los rusos para sus propios fines.

Como ejemplo Lavrov señala la campaña estadounidense para “demonizar” a Rusia a fin de “disciplinar” a Europa y “reforzar” la alianza euroatlántica. Otra cuestión que están discutiendo “con toda seriedad los estadounidenses” es usar a Rusia contra China, precisa.

Provocar un cambio de gobierno en nuestro país o modificar la política rusa es una ilusión que comparten muchos en Washington y parte de su deseo de convertirnos en una herramienta al servicio de los intereses de EE.UU. (…) Pero no lo lograrán con nosotros”, explica el ministro ruso de Asunto Exteriores, Serguéi Lavrov.

 

El ministro ruso de Asuntos Exteriores ha hecho constar que es imposible “normalizar” las actuales relaciones entre Moscú y Washington mientras la Casa Blanca siga aplicando la mentalidad de la Guerra Fría e intente usar a Rusia como un instrumento, y presionándola en lo económico, militar y político, etc.

Los lazos entre Moscú y Washington se deterioran a pasos agigantados debido a sus discrepancias en gran parte de los asuntos mundiales, desde China hasta Venezuela y Cuba. Moscú considera que la estrategia de Washington es “hegemonista” y una amenaza para la estabilidad mundial.

ask/mkh/nii/

Comentarios