• El canciller de Rusia, Serguei Lavrov. 14 de julio de 2015.
Publicada: martes, 14 de julio de 2015 17:43
Actualizada: martes, 14 de julio de 2015 18:09

El canciller de Rusia, Serguei Lavrov, ha urgido este martes a Washington a cumplir su promesa de desmantelar el escudo antimisiles de la OTAN en Europa luego de la conclusión de los diálogos Irán-G5+1.

“Todos recordamos cuando en abril de 2009 en Praga (capital de la República Checa) el presidente estadounidense Barack Obama dijo que un escudo antimisiles en Europa no sería necesario si se resuelve el caso nuclear iraní”, ha dicho el canciller ruso a la agencia rusa de noticias TASS.

El jefe de la Diplomacia rusa ha sostenido que considerando la argumentación de Estados Unidos, que instaló un escudo antimisiles a lo largo del continente europeo para hacer frente a una supuesta amenaza iraní, ya no es necesario disponer de este tipo de mecanismo de defensa en Europa.

“Es por esta razón que hemos llamado la atención de nuestros colegas estadounidenses a este hecho y esperamos que haya una reacción”, ha declarado.

Parte del escudo antimisiles de la OTAN desplegado en Europa.

 

No obstante, ha informado que la parte rusa no confía en que EE.UU. cumpla con su palabra dado que dicho escudo antimisiles en realidad no ha sido instalado para contener una supuesta amenaza iraní, sino para contrarrestar el poderío de Rusia en la región.

Por otra parte, el titular ruso ha expresado su optimismo de que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) aprobase el Plan Integral de Acción Conjunto cuyo texto ha sido publicado este martes. “Creemos que será aprobado por unanimidad”, ha dicho.

Rusia, en varias ocasiones, ha criticado el despliegue de armas y escudos antimisiles de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Europa y en especial cerca de sus fronteras y ha advertido que tomará medidas para afrontar el expansionismo de EE.UU. y la OTAN en la Europa oriental.

Las relaciones entre Rusia y Estados Unidos se deterioraron drásticamente, según algunos a niveles no vistos desde la Guerra Fría, a causa de la crisis ucraniana y se acusan el uno al otro de causar la crisis en el país europeo que hasta el momento se ha saldado con la vida de más de 6400 personas.

Las diferencias han llegado hasta el punto que tanto Washington como Rusia han empezado a amenazarse mutuamente con el despliegue de armas pesadas y misiles balísticos intercontinentales (ICBM, por sus siglas en inglés) cerca de sus fronteras.

Misiles balísticos intercontinentales de Rusia.

 

hgn/ktg/mrk