• Sistemas de misiles antiaéreos avanzados S-400 de Rusia durante un desfile militar en Moscú (capital), 7 de mayo de 2016.
Publicada: jueves, 3 de mayo de 2018 10:28
Actualizada: jueves, 3 de mayo de 2018 16:42

Las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia equipan sus sistemas de defensa con un nuevo complejo de control automatizado con elementos de la inteligencia artificial, en un intento para mejorar la capacidad de interceptación de sus sistemas antimisiles S-300, S-400 y Pantsir entre otros.

Así lo dio a conocer el miércoles el rotativo local Izvestia, que citando al Ministerio de Defensa de Rusia, precisó que las Fuerzas Aeroespaciales rusas ensayaron por primera vez el referido sistema de control que permite “reunir en un solo puño de impacto” los sistemas antiaéreos S-300, S-400 y Pantsir, así como los modernos sistemas de radiolocalización.

El complejo examina automáticamente la situación aérea y ofrece propuestas sobre el uso de armamentos en el momento de interceptar misiles, hecho que según resaltan expertos en asuntos militares, permitirá reducir el tiempo para neutralizar las amenazas potenciales.

“El comandante obtendrá una imagen completa de las acciones del enemigo y recomendaciones para su destrucción”, indicó el diario ruso, para luego subrayar que esta opción facilita a las unidades de defensa antiaérea rusa reaccionar más rápido ante ataques misilísticos, y les permitirá “combatir en un amplio rango de alturas”, desde varios metros y hasta cientos de kilómetros.

Este nuevo complejo de mando facilita también al Ejército ruso el uso simultáneo de varios tipos de sistemas antiaéreos para repeler masivos ataques con misiles.

Esto (el nuevo complejo de control automatizado con elementos de la inteligencia artificial) permitirá a (sistemas de defensa antiaérea) destruir aviones de manera eficaz, repeler un ataque masivo con misiles de crucero y balísticos, así como eliminar drones de pequeño tamaño y proyectiles de lanzacohetes múltiples”, destacó un informe del rotativo ruso Izvestia.

 

“Esto permitirá destruir aviones de manera eficaz, repeler un ataque masivo con misiles de crucero y balísticos, así como eliminar drones de pequeño tamaño y proyectiles de lanzacohetes múltiples”, destacó el informe.

Los sistemas antimisiles rusos son muy eficaces y han probado su aptitud en varias ocasiones, en especial en el conflicto en Siria, donde el Ejército ruso ha empleado estos sistemas para neutralizar ataques lanzados por países occidentales así como por terroristas contra diferentes objetivos en el país árabe.

mnz/ncl/alg

Comentarios