• Hasan Firuzi, a bordo de un avión tras ser detenido en el sur de Irán.
Publicada: miércoles, 25 de enero de 2023 19:23

Durante los recientes disturbios, Irán sufrió una guerra mediática y de fake news sin precedentes por parte de los medios afiliados a Arabia Saudí, Israel y EE.UU.

Durante los últimos meses, Irán ha sido escenario de disturbios marcados por una guerra mediática y de desinformación, tras la muerte de la joven iraní Mahsa Amini —ocurrida el 16 de septiembre en un hospital en Teherán (capital) tres días después de que fuera detenida por la policía—.

En el marco de una masiva campaña mediática y de fake news (noticias falsas), todos los que desaparecieron, todos los que se escaparon de su hogar, todos los casos de suicidio y asesinato callejero que ocurrieron estas últimas semanas en Irán fueron atribuidos al Gobierno de la República Islámica.

Según un guion antiraní, cada persona desaparecida fue detenida por las fuerzas del gobierno y torturada. Tenían exactamente el mismo escenario para el suicidio y el asesinato.

En el último ejemplo, los medios antiraníes, incluida la cadena Iran International, financiada por Arabia Saudí, inventaron las historias falsas y extrañas sobre una persona desaparecida desde noviembre llamada Hasan Firuzi durante las últimas semanas, alegando que este hombre de 34 años ha sido detenido en Shahr-e Rey, al sur de Teherán (capital) durante las recientes protestas y ha sido condenado a muerte por un tribunal iraní.

 

Además, informaron el domingo que Firuzi ha entrado el viernes en coma debido a severas torturas que sufrió en las prisiones de Irán y publicaron las fotos de la persona que supuestamente muestran sus heridas bajo custodia.

Esto mientras Hasan Firuzi no fue arrestado en la capital y durante los disturbios, sino que fue detenido el lunes en el sur de Irán mientras huía de las fronteras marítimas del país.

Un día antes de su arresto, el Poder Judicial de Irán informó en un comunicado que Firuzi no solo ha sido condenado o procesado en los últimos meses por los delitos mencionados por los medios enemigos, sino que también no está bajo custodia o en prisión y no está cumpliendo una condena.

“No he sido arrestado ni detenido ni un solo día después de los recientes acontecimientos en el país, no tengo moretones en ninguna parte del cuerpo y nunca he sido torturado”, confirmó Firuzi tras ser detenido.

Respecto a su desaparición, Firuzi reveló que debido a que debía dinero a sus acreedores, decidió huir de casa el 20 de noviembre y planeó su guion de arresto y tortura y lo planteó con miembros de los medios de comunicación extranjeros.

De este modo, esta persona, según él mismo, proporcionó imágenes de las supuestas torturas y archivos de audio a pedido de los medios enemigos para crear tales guiones antiraníes.

tmv/jay/rba