• Vídeo: Así triunfó la Revolución Islámica en Irán
Publicada: sábado, 12 de febrero de 2022 0:18
Actualizada: sábado, 12 de febrero de 2022 0:57

Pese a la mano de hierro del régimen Pahlavi, con apoyo de EE.UU. e Israel, la nación iraní, guiada por el Imam Jomeini, luchó por su independencia y libertad.

En un clip, producido por HispanTV, se hace un recuento de los acontecimientos más relevantes en el proceso que conllevó a la victoria de la Revolución Islámica de Irán en 1979.

La década de 1950 estuvo marcada por los movimientos para recuperar la independencia de Irán y los esfuerzos del primer ministro para la nacionalización del petróleo. La victoria de Irán en los entes internacionales motivó la ira de los británicos. El 19 de agosto de 1953, la historia del país dio un giro crítico, cuando el primer ministro Mohamad Mosadeq fue derrocado en un golpe, orquestado por agentes británicos, allanando el camino para que el Shah Mohamadreza Pahlavi, tomara las riendas del país para dirigirlo con mano de hierro.   

Las luchas no cesaron en medio de la represión. En 1964, saltaron otra vez las chispas de nuevas protestas contra las medidas del Shah. La llamada “ley de capitulación” que otorgaba la inmunidad total a los estadounidenses en el territorio provocó fuertes críticas, en especial, del fundador de la República Islámica de Irán, el Imam Jomeini (que descanse en paz).

El Iman Jomeini fue arrestado la noche del 4 de noviembre de 1964 e inmediatamente desterrado a Turquía, más tarde a Irak y luego a Francia. No obstante, la lucha contra el régimen Pahlavi no cesó. Las torturas, ejecuciones y destierros no pudieron impedir la lucha del pueblo contra la desigualdad, la falta de libertades políticas y civiles y corrupción del régimen Pahlavi.

Hay que construir una República Islámica en Oriente Medio [Asia Occidental]”, fue el grito unánime de los iraníes en sus masivas marchas.

 

La mano de hierro que utilizaba el Shah era apoyada por estadounidenses e israelíes. Los equipamientos militares estadounidenses eran usados para reprimir en las calles a los ciudadanos que buscaban su independencia y libertad.

Por otra parte, el sistema de inteligencia israelí (el Mossad) apoyaba sin condiciones el temible sistema de inteligencia del monarca iraní —la organización de inteligencia y seguridad nacional Savak— a fin de identificar y neutralizar a sus opositores.

Sin embargo, el pueblo no dejaba las manifestaciones y protestas. Los años 1978 y 1979 estuvieron marcados por huelgas y masivas manifestaciones en todo el país. Las protestas fueron reprimidas brutalmente por los militares y cientos perdieron la vida. Por fin, en enero de 1979 Mohamadreza Pahlavi abandonó el país para siempre rumbo a Egipto.

El 1 de febrero de 1979 el Imam Jomeini regresó a Irán y fue recibido por millones de personas en las calles de Teherán, finalmente, el 11 de febrero de 1979 todo el Ejército se rindió ante las fuerzas populares y la Revolución Islámica resultó victoriosa, poniendo fin a gobiernos monárquicos que rigieron en el país durante 2500 años.

Con marchas y desfiles en autos y motos, los iraníes han salido este viernes a las calles de más de 1500 ciudades y 30 000 aldeas en todo el país para conmemorar el 43.º aniversario del triunfo de la Revolución Islámica sobre el régimen dictatorial Pahlavi, apoyado por Estados Unidos.

ncl/ctl/rba