• El embajador de Irán en España, Hasan Qashqavi (dcha.), en una reunión con funcionarios de la Fundación de Estudios Estratégicos e Internacionales (FESEI).
Publicada: sábado, 15 de enero de 2022 22:52
Actualizada: domingo, 16 de enero de 2022 1:53

El embajador iraní en España afirma que Europa no ha tomado prácticamente ninguna medida efectiva para neutralizar las sanciones de EE.UU. contra el país persa.

El embajador persa Hasan Qashqavi ha indicado que si hoy Irán está presente en las conversaciones de Viena (Austria), destinadas a volver a encarrilar el acuerdo nuclear de 2015 —de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)—, es porque la anterior Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, se retiró unilateralmente del acuerdo “en violación del derecho internacional”, y el actual inquilino de la Casa Blanca no ha cumplido con su promesa electoral de volver al pacto de inmediato.

En un discurso pronunciado este sábado ante funcionarios, profesores y estudiantes de posgrado de la Fundación de Estudios Estratégicos e Internacionales (FESEI) de España, Qashqavi se ha referido a los impactos de las severas sanciones estadounidenses sobre el pueblo iraní y las relaciones comerciales de Teherán con países como España. “La Unión Europea [UE] no tomó ninguna acción efectiva contra las sanciones opresivas de Washington”, ha lamentado el embajador.

Sin embargo, ha proseguido Qashqavi, a pesar de que la parte occidental incumplió todos sus compromisos emanados del PIAC, Irán ha mostrado su buena voluntad, sentándose a dialogar con el Grupo 4+1 —integrado por el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania— en Viena con el objetivo de levantar completamente las sanciones y, por ende, reavivar el pacto.

 

Las conversaciones para restaurar el acuerdo nuclear comenzaron a principios del año pasado y se han celebrado hasta el momento ocho rondas de las negociaciones entre Irán y el Grupo 4+1.

El expresidente estadounidense Donald Trump reimpuso sanciones contra Irán después de retirarse del acuerdo nuclear, e impulsó una campaña de “máxima presión” para obligar al país persa a sentarse a la mesa de diálogo y forjar un nuevo acuerdo.

Entretanto, las autoridades iraníes han enfatizado que lo primordial en las pláticas de Viena es la búsqueda del levantamiento efectivo de las sanciones de EE.UU. y la normalización de las relaciones comerciales y económicas con el país persa; por tanto, subrayan que cualquier acuerdo debe cubrir estas demandas.

nkh/ncl/hnb