• El imam del rezo del viernes de Teherán, el hoyatolislam Kazem Sediqi, ofrece un discurso
Publicada: viernes, 7 de enero de 2022 11:19

Tras el asesinato del general Qasem Soleimani, las autoridades de Estados Unido no han tenido ni un momento feliz, declara un clérigo iraní.

El malvado asesino del general Soleimani y sus cómplices pensaban que con su asesinato, la Resistencia sería derrotada; no obstante, tras el martirio de Soleimani, los estadounidenses no han tenido ni un momento feliz”, ha aseverado el imam del rezo del viernes de Teherán, capital iraní, el hoyatolislam Kazem Sediqi.

En este contacto, ha destacado la fuerza y ​​el poder de los combatientes de Irak, El Líbano y Yemen, y también, la salida humillante de Estados Unidos en Afganistán después del martirio del prominente general iraní. “Sus raíces serán desarraigadas de toda la región”, ha apostillado.

El clérigo ha precisado que después del crimen que cometió Washington, se alzó la promesa de venganza y el enemigo, que no tenía reputación, experimentó un fuerte golpe de Irán y no se atrevió cometer ningún error.

 

El 8 de enero, Irán llevó a cabo un ataque con misiles contra la base de Ain Al-Asad, en respuesta a la operación terrorista de Washington, que asesinó al comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), Qasem Soleimani, y del subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Mohandes y sus compañeros en Bagdad, capital iraquí.

Este ataque que según las autoridades iraníes no fue la última respuesta del país persa al asesinato de Soleimani causó muchos daños materiales a los equipamientos militares de valor millonario estacionados en la base de Ain Al-Asad, situada en la provincia de Al-Anbar, oeste de Irak.

El país persa ha asegurado que no detendrá los esfuerzos para llevar ante la justicia a los autores del crimen contra Soleimani.

msm/hnb