• El comandante de la Fuerza Quds de Irán, el general de brigada Esmail Qaani, en un acto conmemorativo en Mashad, 6 de enero de 2021. (Foto: farsnews)
Publicada: viernes, 7 de enero de 2022 9:30

El comandante de la Fuerza Quds de Irán deja claro que si es necesario se prepara el terreno para vengarse de los estadounidenses desde dentro de sus hogares.

En un discurso pronunciado en unac ceremonia celebrado el jueves en la ciudad nororiental de Mashad, el comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de brigada Esmail Qaani, declaró que nos enfrentamos con los enemigos y el crimen del asesinato del general Soleimani con nuestras propias tácticas, y aseveró que nuestra forma de enfrentamiento difiere de la del enemigo.

El militar de alto rango iraní agregó que las autoridades norteamericanas han atacado contra el camino de la derecha y las conciencias despiertas de los seres humanos, pues seguramente serán atacadas por las conciencias despiertas de los seres humanos en todo el mundo.

Aseveró que ellos creían que con el asesinato del general Soleimani ya acabarían de todo, pero no sabían que su martirio ha hecho hervir la sangre de los combatientes de la Resistencia.

 

Qaani enfatizó que Irán sabe bien cómo vengar la sangre de su prominente general: “No tenemos que estar presente en todas partes como asesor militar. Si es necesario, allanamos el terreno para vengarse de los estadounidenses desde dentro de sus propios hogares y con la gente a su lado sin que estemos presentes”, señaló el comandante de la Fuerza Quds del CGRI.

El teniente general Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds del CGRI de Irán, junto con Abu Mahdi al-Muhandis, subcomandante de las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe) de Irak, y sus compañeros cayeron mártires el 3 de enero de 2020 en un ataque terrorista perpetrado por EE.UU. en Bagdad, la capital iraquí.

Varias autoridades iraníes y extranjeras han subrayado una y otra vez que la sangre derramada de Soleimani y Al-Muhandis ha hecho que Washington esté a punto de ser expulsado completamente de la región y han asegurado que continuarán su misión de acabar con la destructiva presencia estadounidense en Asia Occidental.

Al respecto, el general Qaano aseguró que las raíces de la presencia militar de EE.UU. en la zona serán desarraigadas por la ayuda de Dios, aunque una parte significativa de sus fuerzas son expulsadas y el resto también serán retiradas.

msm/hnb