• Un soldado de EE.UU. está de guardia mientras los afganos se reúnen en una carretera del aeropuerto de Kabul, 20 de agosto de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 7 de septiembre de 2021 18:32

El canciller iraní señala a EE.UU. como el principal responsable de la reciente crisis vivida en Afganistán, como colofón a su intervención militar de dos décadas.

En una conversación telefónica mantenida este martes, el ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Hosein Amir Abdolahian, y el expresidente afgano, Hamid Karzai, han abordado los últimos acontecimientos que se ha vivido en Afganistán, tras la retirada definitiva de las fuerzas estadounidenses y la toma del poder por el grupo armado Talibán.

En este sentido, el canciller persa ha destacado que la política de la República Islámica de Irán está basada en el diálogo entre todos los grupos con el objetivo de formar un “gobierno inclusivo” en Afganistán que refleje la diversidad étnica y demográfica de este país vecino. “Irán pide un Afganistán libre de guerra y terrorismo”, ha acentuado.

El diplomático persa ha puesto énfasis en que EE.UU. ha sido responsable de los últimos disturbios registrados en Afganistán, cuyas fuerzas invadieron en 2001, so pretexto de luchar contra el terrorismo y deponer a los talibanes. “Al mismo tiempo, es la voluntad del pueblo afgano que puede poner fin a esta situación”, ha agregado Amir Abdolahian.

 

El exmandatario afgano, a su vez, ha enfatizado que, de momento, los eruditos de los grupo étnicos de Afganistán están haciendo todo lo posible para superar esta situación crítica en que se encuentra el país centroasiático, señalando que el objetivo principal de estas medidas es “cumplir la voluntad del pueblo afgano”.

De este modo, Karzai ha agradecido los esfuerzos adoptados por el país persa para solucionar toda serie de problemas que se ha ido produciendo en Afganistán en los últimos tiempos. Además, ha solicitado a la República Islámica que brindara su estimable asistencia en las negociaciones que se están realizando con los talibanes.

El regreso del grupo armado al poder se considera un gran fracaso para la misión de EE.UU. y sus aliados, de manera que incluso las autoridades occidentales admiten que la intervención militar extranjera en Afganistán ha sido inútil y un total fiasco.

Según estima el proyecto “Costos de Guerra” de la Universidad Brown, la invasión de Estados Unidos a Afganistán segó la vida de más de 241 000 personas, entre ellas 72 000 civiles. El mismo estudio informa que los contribuyentes estadounidenses gastaron 2,26 billones de dólares en esta guerra.

sar/krd/rba