• La embajada de Irán en Ankara, capital de Turquía.
Publicada: domingo, 9 de mayo de 2021 21:34

Irán desmiente y tacha de “fabricado” el informe de una agencia de noticias turca sobre el traslado combatientes de Siria a Yemen por parte del país persa.

En una publicación en su cuenta de Twitter, la embajada de Irán en Ankara (capital de Turquía) ha comunicado este domingo que Teherán “rechaza categóricamente la noticia publicada por la agencia Anadolu sobre el traslado de combatientes de Siria a Yemen por parte de las Fuerzas Armadas iraníes, y considera que tal afirmación es una señal de ignorancia con respecto a los hechos sobre el terreno”.

“Esa afirmación fabricada contradice el enfoque de la República Islámica de Irán sobre la guerra catastrófica e inhumana contra el pueblo yemení”, remarca la nota de la legación persa.

La misión diplomática iraní también recalca que “la República Islámica de Irán siempre ha llamado al fin de la guerra” y ha apoyado los esfuerzos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para encontrar “una solución política”.

 

La declaración iraní se refiere a la publicación de hace dos días del medio turco Anadolu en la cual alegó que el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán había enviado unos 120 combatientes de Siria a Yemen para luchar en las filas del movimiento popular Ansarolá.

Citando fuentes locales, el periódico turco adujo que los combatientes serían enviados a las zonas de conflicto en Yemen después de una semana de entrenamiento en la capital yemení, Saná. Agregó que se podrían enviar más combatientes a Yemen en un futuro próximo, dependiendo del desempeño del primer grupo.

Desde el 26 de marzo de 2015, Arabia Saudí y sus aliados, apoyados por EE.UU., han lanzado una campaña de agresión contra Yemen con el objetivo de restaurar en el poder al expresidente fugitivo yemení, Abdu Rabu Mansur Hadi, y hacer frente a Ansarolá.

Las organizaciones árabes e internacionales de derechos humanos denuncian que esta coyuntura ha puesto a Yemen al borde de la peor crisis humanitaria que ha visto el mundo desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

Postura de Irán ante la guerra saudí contra Yemen

Desde el primer momento de dicha guerra, la República Islámica ha subrayado que la crisis en Yemen no se resolverá por la vía militar y ha abogado por el cese de la agresión y la eliminación del estricto bloqueo naval y aéreo impuesto contra la nación yemení.

En abril del mismo año que se inició la agresión, Irán presentó un plan de paz de cuatro puntos para poner fin a la crisis yemení y sigue insistiendo en que se tenga en cuenta su propuesta que pide un alto el fuego inmediato y el fin de la ofensiva militar de las fuerzas extranjeras contra Yemen, así como el envío de ayuda humanitaria y la reanudación de los diálogos, con la participación de todos los grupos y partidos políticos.

Asimismo, Teherán denuncia el apoyo, mayormente armamentista, brindado por varios países occidentales, con EE.UU. a la cabeza, a los Al Saud y sus aliados, y enfatiza que el único papel que deben desempeñar los otros actores es el de facilitar un acuerdo interno entre los yemeníes.

tmv/ncl/hnb