• El portavoz de la Cancillería iraní, Said Jatibzade.
Publicada: jueves, 29 de abril de 2021 21:03

Irán asegura estar abierto al diálogo y a mantener buenas relaciones con Arabia Saudí en pro de la paz, la estabilidad y el desarrollo de la región.

“Con enfoques constructivos y procedimientos basados en el diálogo y dejando atrás las diferencias, estos dos países importantes de la región y del mundo islámico (Irán y Arabia Saudí) pueden entrar en una nueva etapa de interacción constructiva y cooperación en pro de la paz, la estabilidad y el desarrollo regionales”, precisó el portavoz de la Cancillería de Irán, Said Jatibzade.

Aseveró también que la República Islámica de Irán, al presentar propuestas y planes para el diálogo y la cooperación en la región del Golfo Pérsico, incluido el plan denominado “Esfuerzo por la Paz en Ormuz” (HOPE, por sus siglas en inglés), es pionera en la cooperación regional y da la bienvenida al cambio de tono de Arabia Saudí.

Asimismo, confió en que el Ramadán, mes de la misericordia divina y el perdón, sea el feliz comienzo para la convergencia de la sociedad islámica y la erradicación de la guerra, la destrucción y la inseguridad en la región de Asia Occidental.

 

Las declaraciones de Jatibzade se producen en reacción a los recientes comentarios del príncipe heredero saudí, Mohamad bin Salman, quien en una entrevista con la cadena saudí Al-Arabiya, manifestó el interés de Riad en tener “buenas relaciones” con Irán.

Arabia Saudí rompió relaciones diplomáticas con Irán en enero de 2016 tras manifestaciones populares frente a las representaciones diplomáticas saudíes en Teherán (capital iraní) y Mashad (noreste del país persa), en protesta contra la ejecución de la alta figura de la oposición saudí, el prominente clérigo chií el sheij Nimr Baqer al-Nimr.

Los lazos entre el reino árabe y la República Islámica se han ido tensando en los últimos años debido a una profunda divergencia sobre algunos temas. Irán le reprocha a la monarquía árabe por servir a los intereses de EE.UU. y su agenda injerencista y desestabilizadora en la región de Asia Occidental.

Asimismo, la devastadora guerra que mantienen Riad y sus aliados en Yemen, desde marzo de 2015, ha sido uno de los motivos por los que Irán ha manifestado duras críticas contra Arabia Saudí.

mep/ncl/rba