• Arabia Saudí anuncia la ruptura de sus lazos diplomáticos con Irán

El canciller saudí, Adel al-Yubeir, ha anunciado la ruptura de relaciones diplomáticas con Irán tras las críticas del país persa por la ejecución del prominente clérigo chií, el sheij Nimr Baqer al-Nimr.

El ministro saudí de Asuntos Exteriores además ha dado este domingo un plazo de 48 horas a los diplomáticos iraníes para que abandonen la monarquía árabe.

Al-Yubeir ha hecho estas declaraciones después de que la noche del sábado manifestantes iraníes se congregaran frente a los edificios de las representaciones diplomáticas saudíes en Teherán (capital) y Mashad (noreste) para condenar la ejecución del opositor clérigo Al-Nimr por el régimen de Riad.

La ejecución del líder chií junto con 46 personas por cargos de “terrorismo” provocó una ola de condena y protestas a nivel internacional por parte de diferentes gobiernos, organizaciones y grupos, desde la ciudad natal del sheij, la oriental Al-Qatif, hasta BaréinPaquistánIrak o El Líbano.

Por su parte, el presidente iraní, Hasan Rohani denunció enérgicamente la ejecución del líder chií por el régimen Al Saud, sin embargo, afirmó que la nación persa no permitirá que los grupos “radicales” utilicen el asesinato de Al-Nimr como un pretexto para recurrir a medidas "ilegales".

Al-Nimr fue detenido en julio de 2012 y condenado a la pena capital el 15 de octubre de 2014 por apoyar las protestas antigubernamentales, defender los derechos de los prisioneros y desobedecer a la familia real que rige el país árabe.

La ejecución del destacado clérigo fue duramente criticada por grupos pro derechos humanos y desató ira y las protestas entre las comunidades chiíes de toda la región.

Indignados manifestantes protestan frente de la embajada saudí en Ankara, capital de Turquía, por la ejecución del clerigo chií el Sheij Nimr Baqer Al-Nimr

 

Amnistía Internacional (AI) señaló que las ejecuciones demuestran el “absoluto desprecio por los derechos humanos y la vida” de las autoridades saudíes y consideró la ejecución de Al-Nimr como “política y manifiestamente injusta”.

Asimismo, la organización pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW, por sus siglas en inglés) calificó la medida de “otra mancha” en el historial de derechos humanos saudí.

mkh/rha/mrk

domingo, 3 de enero de 2016 20:13

Enlace corto

Etiquetas

Commentarios