• Fuerzas federales reprimen a manifestantes y lanzan gas lacrimógeno durante una protesta antirracista en Portland, EE.UU., 27 de julio de 2020.
Publicada: miércoles, 29 de julio de 2020 11:01
Actualizada: miércoles, 29 de julio de 2020 13:40

El Líder de Irán condena enérgicamente la “conducta racista” del Gobierno de Washington y reafirma su apoyo al pueblo de Estados Unidos y sus movilizaciones.

Con respecto a los últimos acontecimientos y las movilizaciones antirracistas (en Estados Unidos), nuestra firme postura es la de tomar partido por el pueblo y condenar la conducta brutal del Gobierno racista de ese país”, ha indicado este miércoles el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei.

De este modo, el también comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Irán, ha reiterado, por medio de un mensaje emitido con motivo de la peregrinación anual del Hach, el rechazo de Teherán a la mala situación de los Derechos Humanos (DD.HH.) que vive el país norteamericano.

“El trato de Estados Unidos a las naciones débiles es una versión ampliada del comportamiento de un policía que puso su rodilla en el cuello de un hombre negro indefenso y lo apretó hasta la muerte”, ha lamentado.

El país norteamericano ha sido escenario de protestas callejeras desde finales de mayo, cuando un agente de la Policía de Mineápolis (Minesota) asesinó a un afroamericano de nombre George Floyd, al clavarle su rodilla en el cuello hasta asegurarse que lo había matado.

Desde entonces, la Policía ha estado sofocando las manifestaciones y arrestando a decenas de enfurecidos que denuncian el racismo sistemático de la Policía y reclaman igualdad social para los afrodescendientes. Sólo este fin de semana, estas protestas se saldaron con un muerto y 45 detenidos a lo largo del país.

 

Las medidas adoptadas por el presidente de EE.UU., Donald Trump, para acabar con las movilizaciones, han generado críticas incluso entre los funcionarios de este país. Desde un principio, Trump ha optado por desplegar agentes federales en todas las ciudades donde las marchas contra el racismo y la brutalidad policial han sido más intensas, como Portland.

El inquilino de la Casa Blanca además ha amenazado con ordenar disparar o hasta diez años de presidio mediante la aplicación de leyes federales para los que llama “vandálicos” o “matones”.

La represión en EE.UU. ha preocupado a organismos de derechos humanos. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) ha advertido a las autoridades de Estados Unidos sobre el arresto ilegal y uso excesivo de la fuerza contra manifestantes y periodistas en las protestas antirracistas en el país.

mjs/rha/hnb/rba