• Zelaia: EEUU es consciente de que Irán no es Irak ni Siria
Publicada: jueves, 19 de septiembre de 2019 17:51
Actualizada: jueves, 19 de septiembre de 2019 21:46

EE.UU. sabe muy bien que Irán es un enemigo muy potente, con una capacidad defensiva muy alta y aliados importantes como China y Rusia, afirma un experto.

“EE.UU. es perfectamente consciente de que Irán no es ni Irak ni Siria ni Afganistán. Es un enemigo mucho más potente, son 80 millones de personas, un país industrialmente avanzado con una capacidad defensiva muy alta”, ha sostenido hoy jueves el presidente de Ekai Center, Adrián Zelaia.

En una entrevista concedida desde Durango (España) a la cadena HispanTV, el analista internacional ha señalado que normalmente, EE.UU. inicia un conflicto bélico basándose en una maniobra de engaño anterior que intenta justificar a la gente o la opinión pública.

Sin embargo, en el caso de Irán es difícil, ya que los aliados del país persa, es decir Rusia y China, no van a permitir que Teherán se arrodille ante Estados Unidos.

LEER MÁS: Rusia: Infundios de EEUU contra Irán agravan tensiones en la región

LEER MÁS: China rechaza vinculación de Irán con ataques a petrolera saudí

EE.UU. es perfectamente consciente de que Irán no es ni Irak ni Siria ni Afganistán. Es un enemigo mucho más potente, son 80 millones de personas, un país industrialmente avanzado con una capacidad defensiva muy alta”, ha señalado el presidente de Ekai Center, Adrián Zelaia, sobre la supuesta decisión de EE.UU. para lanzar una agresión bélica contra Irán.

 

Sobre las acusaciones sin fundamentos que hace Washington contra Teherán sobre el ataque a las instalaciones petroleras saudíes de Aramco, y la posibilidad de que estas retóricas puedan generar en corto plazo una gran escalada de tensión y una agresión bélica contra Irán, el experto ha explicado que la decisión de EE.UU. dependerá de cómo se despeje la incertidumbre política que sufre en el interior el régimen de los Al Saud y el destino de las elecciones israelíes.

Las fuerzas yemeníes destruyeron el sábado al menos 19 infraestructuras clave en dos instalaciones petroleras de la compañía saudí Aramco, a las que atacaron con 10 drones.

El movimiento popular yemení Ansarolá reivindicó el ataque y manifestó que fue una respuesta a la brutal agresión saudí contra el pueblo de Yemen.

No obstante, Estados Unidos y Arabia Saudí acusan a de Irán de estar implicado en esta agresión. Pero el canciller del país persa, Mohamad Yavad Zarif, ha negado las acusaciones y ha advertido del estallido de una “guerra sin cuartel”, en caso de un ataque a Irán.

Fuente: HispanTV Noticias

msm/ctl/rba

Comentarios