• Unidad de la primera zona de la Marina del CGRI de Irán.
Publicada: viernes, 19 de julio de 2019 21:03
Actualizada: sábado, 20 de julio de 2019 0:39

Fuerzas iraníes rechazan haber incautado un segundo petrolero británico en su tránsito por el estrecho de Ormuz tal y como afirmaban el Reino Unido y EE.UU.

La Fuerza Naval del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán ha confirmado este viernes la retención del buque cisterna británico Stena Impero “por no haber respetado el código marítimo internacional” mientras atravesaba el estrecho de Ormuz.

Stena Impero había apagado su sistema de posicionamiento global (GPS) y seguía la navegación sin hacer caso a los avisos emitidos desde Irán, por lo que fue retenido, según ha dicho una fuente militar iraní, citada en anonimato por medios locales.

La embarcación de 30 000 toneladas, propiedad de la compañía Stena Bulk, tenía como destino Arabia Saudí, pero se había desviado súbitamente de su trayectoria prevista, acabando aproximándose cerca de la isla sureña iraní de Larak durante la tarde de este viernes.

Poco después, desde EE.UU. y el Reino Unido corroboraban la toma por Irán de un segundo petróleo, el MV Mesdar de bandera liberiana, que también trasportaba crudo británico hacia Arabia Saudí.

Dos funcionarios estadounidenses indicaron a la cadena local CNN que, según informes de inteligencia marítima, “la indicación es que MV Mesdar ha sido secuestrado”.

Las fuerzas iraníes han desmentido tal información. Incluso, el propietario británico del segundo petrolero, el MV Mesdar, anunció este mismo viernes que la embarcación “fue liberada”, después de haber sido abordada por personal armado por unas dos horas.

 

MV Mesdar, al parecer, se había desviado de su trayectoria, en aguas del estrecho de Ormuz, y entró en el territorio iraní. Fuentes militares iraníes han asegurado a la prensa local que el MV Mesdar fue objeto de una detención temporal “ante la necesidad de cumplir con las regulaciones medioambientales”. Su movimiento también muestra que está alejándose a notable velocidad de la costa iraní.

LEER MÁS:  Captura del petrolero británico por Irán aumenta precio del crudo

 

¿Cómo inició la tensión?

Los hechos se dan a conocer en la misma jornada en que la Corte Suprema de Gibraltar ha prolongado hasta el 15 de agosto la retención del buque cisterna Grace 1, cargado con crudo iraní, que fue capturado el pasado 4 de julio por la Marina Real británica en las aguas del estrecho de Gibraltar.

Las autoridades de Gibraltar (territorio británico de ultramar) anunciaron que la captura procedió por supuestamente haber violado las sanciones de la Unión Europea (UE), transportando petróleo iraní a Siria. Irán desmiente la versión europea y asegura que la embarcación en cuestión no iba a Siria. Asimismo, amenaza con medidas recíprocas y promete detener petroleros británicos, si estos entran en la zona.

Después de cuatro días, el portal estadounidense Bloomberg informó que un petrolero de la compañía británica de energía BP Plc navegó en aguas del Golfo Pérsico, pero no entró en las de Irán por temor a ser retenido. Sin embargo, el Stena Impero fue atrapado hoy por la Fuerza Naval iraní.

ask/ctl/mkh

Comentarios