• Vídeo: Un “mar de mentiras” construido por EEUU
Publicada: miércoles, 3 de julio de 2019 12:27
Actualizada: viernes, 5 de julio de 2019 5:16

El 3 de julio de 1988, el crucero Vincennes de EE.UU. atacó un avión de pasajeros iraní, causando la muerte de 290 personas, entre ellas 66 niños y 53 mujeres.

Tras el incidente, las autoridades estadounidenses no solo no pidieron perdón por esta tragedia sino inventaron historias para justificar el ataque de su crucero contra el vuelo comercial iraní 655.

No obstante, cuatro años después, una investigación hecha por la revista Newsweek y la cadena ABC News —ambas estadounidenses— desmintió todas las alegaciones de Washington al respecto.

Por ejemplo, reveló que EE.UU. borró del mapa la isla iraní Hengam, “a menos de 9 millas de Vincennes en el momento del derribo”, para ocultar que su crucero había violado las aguas territoriales del país persa.

El capitán de la flota estadounidense, el general William Rogers, insistió en que había tomado una “decisión correcta” para proteger a su nave y tripulación, “pero basándose en documentos desclasificados, vídeos y cintas de audio de los barcos involucrados en el incidente, y en más de 100 entrevistas, Newsweek ha reunido una cuenta que contradice la estoica defensa del capitán”.

 

Según dicha investigación, el evento, el cual tuvo lugar en momentos de tensiones entre Irán y EE.UU. tras la Revolución Islámica en el país persa, era “una parábola para una era de guerra limitada”, así como “una historia antigua de arrogancia, de un guerrero que quería demasiado la guerra”.

Así concluyó que el incidente era un error, pero para no convertirse en “titulares humillantes” de los medios, la Marina del Departamento de Defensa de EE.UU. (Pentágono) “hizo lo que hacen todas las armadas después de terribles errores en el mar: dijo mentiras y repartió medallas”, en alusión a la medalla de honor otorgada a Rogers.

LEER MÁS: Irán: Con “matonismo” EEUU no puede amedrentar a los iraníes

bhr/rha/tmv/rba