• El canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, comparece en una rueda de prensa.
Publicada: miércoles, 17 de abril de 2019 14:19
Actualizada: miércoles, 17 de abril de 2019 23:21

El canciller iraní advierte al mundo de las consecuencias del aventurerismo de EE.UU. contra el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI).

En una carta dirigida este miércoles a los ministros de Exteriores de todo el mundo, Mohamad Yavad Zarif denuncia la inclusión “ilegal” y “provocativa” por el Gobierno estadounidense del CGRI en su lista de “organizaciones terroristas extranjeras”.

“La designación por Washington como grupo terrorista de fuerzas armadas oficiales de un Gobierno soberano que es además miembro de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) tendrá consecuencias jurídicas y políticas peligrosas”, alerta el jefe de la Diplomacia persa.  

La medida, considera Zarif, una de las “amenazas más graves” actuales al orden internacional, ya que no solo lo socavará en el largo plazo, sino que intensificará las actuales tensiones entre Irán y Estados Unidos y eliminará cualquier posible mecanismo que pudiera reducir las divergencias políticas por vías pacificas.

El ministro persa recuerda que, desde la II.ª Guerra Mundial, la mayoría de los países del mundo ha aceptado que cualquier desorden que ponga en peligro la paz y la seguridad internacionales debe resolverse de manera pacífica, en el marco del derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas.

La República Islámica de Irán condena enérgicamente las acciones ilegales y provocativas de EE.UU. y pide a los Gobiernos de todo el mundo que adopten una postura de firmeza y defensa de la legalidad frente al aventurerismo de Washington”, declara el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif.

 

“Aunque los anteriores Gobiernos de EE.UU. a menudo ignoraban y violaban estas reglas básicas, la actual está recurriendo a movimientos y procedimientos peligrosos que terminarán destruyendo toda esta estructura”, se lee en la carta.

Zarif se refiere también a la falsa acusación lanzada por Washington sobre una supuesta relación entre Irán y la banda terrorista Al-Qaeda, que estima parte de un plan estadounidense para lanzar “una nueva aventura” en Oriente Medio.

Por ello, el canciller iraní insta a la comunidad internacional a adoptar las medidas necesarias para prevenir actos “unilaterales y malévolos” de Estados unidos y sus aliados en esa región.

En otra parte de la misiva, Zarif denuncia los actos criminales de las fuerzas estadounidenses en el oeste de Asia y su “apoyo evidente” a grupos terroristas, a la vez que alaba la valentía de los miembros del CGRI en su lucha contra terroristas que, recuerda, no escatiman esfuerzos para matar a ciudadanos “tanto de países europeos como de Bagdad y Kabul” (capitales de Irak y Afganistán, respectivamente).

“La República Islámica de Irán condena enérgicamente las acciones ilegales y provocativas de EE.UU. y pide a los Gobiernos de todo el mundo que adopten una postura de firmeza y defensa de la legalidad frente al aventurerismo de Washington”, concluye.

La designación por Washington como grupo terrorista de fuerzas armadas oficiales de un Gobierno soberano que es además miembro de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) tendrá consecuencias jurídicas y políticas peligrosas”, alerta el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif.

 

Tras la designación estadounidense, el Consejo Supremo de Seguridad Nacional iraní catalogó de modo recíproco “al régimen de Estados Unidos como Gobierno patrocinador del terrorismo” y “declaró grupo terrorista al Comando Central de Estados Unidos (Centcom) y a todas sus fuerzas asociadas”, por ser “responsables de la ejecución de la política terrorista de Washington en el oeste de Asia”.

EE.UU. considera al CGRI terrorista pese al papel crucial de la República Islámica en la lucha contra el terrorismo y en el restablecimiento del orden en los países que han sufrido ese flagelo —apoyo que ha sido agradecido en múltiples ocasiones por diversos países, como SiriaIrak y Afganistán, víctimas de bandas extremistas patrocinadas por Washington y sus aliados—.

myd/mla/krd/rba

Comentarios