• Un sesión plenaria del Parlamento de Irán.
Publicada: martes, 17 de mayo de 2016 14:33
Actualizada: miércoles, 18 de mayo de 2016 13:43

La Asamblea Consultiva Islámica de Irán (Mayles) aprueba una ley que obliga al Gobierno de Teherán a seguir jurídicamente el caso de la confiscación de fondos iraníes por EE.UU.

“El Gobierno tiene el deber de tomar todas las medidas necesarias, incluidas las jurídicas, para compensar los daños (materiales y morales) provocados por Estados Unidos” a Irán o a sus ciudadanos, pide la ley aprobada este martes en el pleno del Parlamento iraní.

Según el proyecto aprobado con 181 votos a favor, esas compensaciones responden a las “acciones hostiles y los crímenes” cometidos por el país norteamericano contra Irán y sus nacionales desde hace 63 años.

El Gobierno tiene el deber de tomar todas las medidas necesarias, incluidas las jurídicas, para compensar los daños (materiales y morales) provocados por Estados Unidos” a Irán o a sus ciudadanos, pide la ley aprobada este martes en el pleno del Parlamento iraní.

De hecho, especifica el caso de la ley de inmunidad de jurisdicción de los Estados, violada por el Gobierno de Washington con la reciente sentencia de entregar casi 2 mil millones de dólares en activos iraníes congelados a las familias de los estadounidenses que murieron en el atentado de 1983 contra un cuartel norteamericano en Beirut, capital de El Líbano, y pide una reacción adecuada del Gobierno iraní.

Asimismo, la ley hace referencia a la implicación estadounidense en casos como el golpe de Estado contra el Gobierno del premier iraní Mohamad Mosadeq, en 1953, la guerra impuesta a Irán por Irak (1980-1988) o el espionaje contra Teherán.

Al respecto, el vicecanciller iraní para Asuntos Jurídicos e Internacionales, Seyed Abás Araqchi, ha expresado el apoyo del Gobierno iraní y la Cancillería a la referida ley, para después prometer una estrecha cooperación al respecto.

En función a las estimaciones del Gobierno de Teherán, “los tribunales iraníes ya han condenado a Estados Unidos a pagar 50.000 millones de dólares”.

tas/anz/rba

Commentarios