• El presidente de Irán, Hasan Rohani.
Publicada: domingo, 3 de enero de 2016 10:01
Actualizada: lunes, 4 de enero de 2016 9:54

El presidente de la República Islámica de Irán, Hasan Rohani, condena la ejecución del sheij Baqer al-Nimr por Arabia Saudí y la tilda de otro paso de Al Saud para instigar el sectarismo, el terrorismo y el extremismo en Oriente Medio.

“Esta medida (la ejecución de Al-Nimr) responde a las políticas sectarias y busca incitar al terrorismo y el extremismo en la región y en el mundo entero, los mismos fenómenos que en los últimos años han dado lugar a la inestabilidad regional y el surgimiento de conflictos”, ha afirmado este domingo el mandatario persa.

Esta medida (la ejecución de Al-Nimr) responde a las políticas sectarias y busca incitar al terrorismo y el extremismo en la región y en el mundo entero, los mismos fenómenos que en los últimos años han dado lugar a la inestabilidad regional y el surgimiento de conflictos”, ha afirmado este domingo el presidente iraní, Hasan Rohani

Por medio de un mensaje enviado a consecuencia de la ejecución del prominente clérigo chií el sheij Nimr Baqer al-Nimr, Rohani ha enfatizado que se trata de una decisión completamente contradictoria a los derechos humanos y los valores islámicos.

“No cabe duda que por medio de esta medida que contradice el Islam, el Gobierno de Arabia Saudí ha manchado aún más su imagen entre los países del mundo y en especial entre los países islámicos”, ha precisado.

A este respecto, ha hecho referencia a la ola de protestas desencadenada en toda la comunidad islámica por la ejecución de Al-Nimr y ha expresado las condolencias de la República Islámica de Irán a las familias de las víctimas.

Al final de sus afirmaciones, ha resaltado la necesidad de vigilar las sedes diplomáticas saudíes en Irán, y ha recordado que congregaciones y marchas en condena contra la política saudí deben desarrollarse en el marco de las leyes y el respeto.

Por medio de un comunicado, el Ministerio saudí del Interior anunció el sábado la ejecución de 47 personas por supuestos cargos de terrorismo, incluido el Al-Nimr, detenido el 8 de julio de 2012 tras ser herido de bala.

El clérigo chií fue condenado a la pena capital el 15 de octubre de 2014 por defender los derechos de los prisioneros y desobedecer a los Al Saud, familia que reina en el rico país árabe.

La noche del sábado, los manifestantes iraníes se reunieron frente a los edificios de la representación diplomática saudí en Teherán (capital) y Mashad (noreste) para condenar la ejecución del prominente clérigo chií por el régimen de Riad.

De hecho, el líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei ha condenado este domingo la ejecución de Al-Nimr y advertido a las autoridades que pagarán “muy pronto” por este crimen.

tas/ctl/msf

Comentarios