• China se alía con Panamá para ampliar presencia en Latinoamérica
Publicada: martes, 4 de diciembre de 2018 2:07

China busca que Panamá se convierta en un punto de conexión para la expansión de su comercio y relaciones diplomáticas por todo Latinoamérica.

Tras el restablecimiento de los nexos diplomáticos entre ambos países, en junio del 2017, el presidente de la República Popular China, Xi Jingping, arribó al país centroamericano la noche del domingo, de modo que se convierte en el primer jefe de Estado de esas latitudes en visitar Panamá.

Por medio de una declaración escrita facilitada a los medios de comunicación a su llegada, Xi expresó su deseo de reunirse con los dirigentes panameños para fomentar la cooperación de ganar-ganar, así como incrementar el bienestar y desarrollo de ambos pueblos.

Junto a su homólogo panameño, Juan Carlos Varela, Xi firmó una veintena de acuerdos en materia de comercio, conectividad, cooperación, entre otros, que busca ampliar el poder comercial y político de Pekín en América Latina. Xi reiteró su deseo de construir una economía mundial “abierta”.

“Aspiramos a fortalecer los lazos entre nuestros países y el rol de Panamá como la gran conexión”, añadió la vicepresidenta y canciller panameña, Isabel de Saint Malo.

Aspiramos a fortalecer los lazos entre nuestros países y el rol de Panamá como la gran conexión”, declaró la vicepresidenta y canciller panameña, Isabel de Saint Malo, sobre las relaciones con China.

 

China es, tras EE.UU., el segundo usuario del Canal de Panamá, por el que pasa el 5 % del comercio mundial. Ambos países negocian también un Tratado de Libre Comercio (TLC). Por su posición geográfica en la región y el Canal, Panamá resulta muy atractivo para el interés chino y de otras potencias para extenderse en todo el continente.

La creciente presencia de China en América Latina ha provocado la preocupación de Washington. El pasado 11 de octubre, el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, advirtió a altos representantes del denominado Triángulo Norte centroamericano —formado por Guatemala, Honduras y El Salvador— y de México sobre su acercamiento a Pekín.

Washington y Pekín mantienen una guerra comercial iniciada por el presidente de EE.UU., Donald Trump, tras golpear al gigante asiático con aranceles del 25 % a 60 000 millones de dólares en importaciones y limitar sus inversiones en empresas estadounidenses.

Mientras EE.UU. está rompiendo con todo el mundo en el marco de su política proteccionista, China está aprovechando la situación y Latinoamérica podría ser el socio perfecto para el gigante asiático, que ya ha aumentado en los últimos años sus nexos en los ámbitos económico y militar con varios países de la zona, lo cual se ha convertido en un dolor de cabeza para las autoridades estadounidenses.

lvs/ncl/ahn/hnb

Comentarios