• Palestinos en la ciudad cisjordana de Ramalá urgen liberación de Mohamad Aalan.
  • Mohamad Aalan, el preso palestino en huelga de hambre, en un hospital israelí.
Publicada: viernes, 21 de agosto de 2015 7:57

El preso palestino Mohamad Aalan, que se encontraba en huelga de hambre desde hace más de dos meses, terminó su protesta tras conocer la decisión judicial que lo deja en libertad.

"Aalan recuperó la conciencia y empezó a hablar. Cuando se le explicó la situación aceptó abandonar la huelga y empezar a alimentarse", aseguró la noche del jueves Yamil Al-Jatib, abogado del preso palestino.

Aalan recuperó la conciencia y empezó a hablar. Cuando se le explicó la situación aceptó abandonar la huelga y empezar a alimentarse", asegura Yamil Al-Jatib, el abogado del preso palestino.

Además añadió que Aalan recibió la visita de sus familiares en el hospital de Barzilai donde pasó de ser un paciente más, sin vigilancia de seguridad.

Al-Jatib también elogió la voluntad del preso palestino de resistir 66 días un ayuno prolongado contra su detención administrativa, un régimen según el cual Israel puede mantener a una persona retenida  sin presentar cargos durante seis meses y prorrogables indefinidamente.

Por último calificó de una 'victoria' para Aalan, la decisión de la corte israelí de cancelar el arresto administrativo.

Por su parte, el médico Hezy Levy, que labora en el hospital donde está ingresado Aalan, informó que el reo palestino de 31 años mostraba “gran mejoría”.

"Lo desconectamos del respirador. Ya no está sedado. Comienza a comunicarse y estoy contento de que médicamente vaya por el buen camino",  indicó Levy.

El tribunal supremo del régimen israelí suspendió el jueves la detención administrativa que pesaba sobre Aalan.

Mohamad Aalan, el preso palestino en huelga de hambre, en un hospital israelí.

 

Un día antes, el preso palestino había rechazado la propuesta de la fiscalía militar israelí que le ofreció a Aalan ser liberado el próximo mes de noviembre, fecha del fin de su periodo de arresto administrativo, si dejaba la huelga.

La iniciativa de Aalan ha estado acompañada por manifestaciones solidarias en diferentes partes de los territorios ocupados palestinos, especialmente, tras el ataque bárbaro de colonos extremistas israelíes a una familia palestina que acabó con la vida de un bebé, y ha colocado a funcionarios israelíes bajo fuerte presión, ante el temor de que si muere haya una nueva ola de protestas en los territorios palestinos.

El pasado viernes, el movimiento Yihad Islámica Palestina advirtió de que romperá la tregua con el régimen de Israel, en caso de que falleciera Aalan.

Según estima el Comité para Asuntos de los Prisioneros Palestinos, al menos 6500 palestinos se encuentran prisioneros en 22 cárceles israelíes en condiciones infrahumanas.

mkh/ncl/hnb

Comentarios