• Un manifestante con una bandera palestina protesta frente a fuerzas israelíes en Cisjordania ocupada, 25 de febrero de 2020. (Foto: Reuters)
Publicada: martes, 30 de noviembre de 2021 1:36

HAMAS enfatiza que Palestina es para su pueblo y allí no existe ningún lugar para los extranjeros, mientras que insta a resistir ante el enemigo israelí.

“Palestina, desde el río hasta el mar [es decir la Palestina histórica que va desde el río Jordán hasta el mar Mediterráneo] es para el pueblo palestino y no hay lugar ni legitimidad para los extranjeros en un centímetro de ella”, subrayó el lunes el Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS).

En un comunicado con el motivo del Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino, hizo hincapié en la resistencia para enfrentar al régimen de Tel Aviv y sus conspiraciones, asegurando que la resistencia integral como la armada, es un derecho legítimo de la nación contra su “principal enemigo”, es decir Israel.

En este sentido, HAMAS volvió a denunciar los continuos ataques y crímenes de los israelíes contra el pueblo palestino, entre ellos matanza, profanación, desplazamiento y judaización.

 

De acuerdo con el texto, tales agresiones violan todas las leyes internacionales, que afirman los derechos históricos de los palestinos. Sin embargo, criticó, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) no cumple con sus deberes en este sentido.

“Las Naciones Unidas y la comunidad internacional no cumplen el papel que se le ha encomendado, y no cargan con el mínimo de sus responsabilidades hacia las agresivas políticas sionistas contra nuestro pueblo palestino, su tierra y sus lugares sagrados, además de no reconocer una opción democrática de nuestra nación palestina y persistir en imponerles condiciones injustas”, aseveró.

Ante tal situación, llamó a la acción urgente para detener todos los crímenes y violaciones del régimen israelí contra los palestinos y sus santidades, exigiendo un acuerdo inmediato sobre un plan nacional de rescate, basado en la unidad.

En el más reciente caso de las agresiones de Israel contra el pueblo palestino, el domingo, las fuerzas israelíes atacaron a activistas palestinos que se manifestaban frente a la Mezquita de Ibrahim en protesta contra la visita del presidente del régimen, Issac Herzog, a este lugar sagrado, ubicado en la ciudad Al-Jalil (Hebrón) en el sur de la Cisjordania ocupada.

Esto mientras los funcionarios palestinos describieron el sábado esta visita como una provocación y una violación flagrante de la santidad del lugar, y enfatizaron que las consecuencias de tal acción correrían a cargo de los israelíes.

mdh/ctl/hnb