• Un dron israelí lanza gases lacrimógenos contra los manifestantes en la Franja de Gaza, 21 de septiembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 10 de agosto de 2019 3:43
Actualizada: sábado, 10 de agosto de 2019 6:02

Las fuerzas del régimen de Israel han matado este sábado a cuatro palestinos al bombardear la asediada Franja de Gaza.

La cadena libanesa Al Mayadeen ha informado que el ataque fue llevado a cabo por los aviones teledirigidos del régimen de Israel contra un puesto de observación, ubicado en la localidad de Deir al-Balah, en el centro del enclave costero.

“Los israelíes continúan atacando las posiciones palestinas y sus drones siguen sobrevolando la zona”, ha añadido la fuente.   

A su vez, un portavoz del ejército israelí ha afirmado que sus soldados identificaron varios palestinos que se acercaron a la valla de seguridad en el sur de la Franja de Gaza y, simultáneamente, las fuerzas del régimen abrieron fuego y “mataron a todos”.

Tras el incidente en la cerca fronteriza, las fuerzas israelíes atacaron un puesto de observación de HAMAS, ha aseverado la cadena emiratí-británica Sky News Arabia.

LEER MÁS: Israel bombardea Gaza; HAMAS promete venganza

Los israelíes continúan atacando las posiciones palestinas y sus drones siguen sobrevolando la zona”, según la cadena libanesa Al Mayadeen. 

 

Las fuerzas militares israelíes justifican estos ataques ilegales sobre la Franja de Gaza argumentando que responden a la infiltración de los gazatíes y lanzamiento de cometas y globos incendiarios desde las zonas fronterizas del enclave palestino con los territorios ocupados.

Los bombardeos israelíes se producen en un momento en que el régimen de Tel Aviv ha intensificado sus medidas represivas contra los palestinos, como detenciones sin ningún proceso judicial, tras encontrar el cadáver de un soldado cerca del asentamiento Migdal Oz, sito en el sector de Gush Etzion, entre las ciudades cisjordanas de Beit Lahm (Belén) y Al-Jalil (Hebron).

En reacción al incidente, la Resistencia palestina aseveró que la operación ha sido una respuesta natural a la matanza de los palestinos por parte del régimen usurpador.

De acuerdo con los últimos balances ofrecidos por las fuentes oficiales palestinas, el ejército israelí ha asesinado a 305 palestinos y ha dejado heridos a más de 17 000 desde el inicio de las Marchas del Retorno, el 30 de marzo de 2018, en el enclave costero palestino.

A pesar de la represión ejercida por las fuerzas israelíes, la población palestina asegura que no se rinde y continuará con las movilizaciones hasta conseguir su derecho a volver a sus tierras, de las que fueron expulsadas tras la creación ilegal, el 14 de mayo de 1948, del régimen de Tel Aviv.

Por su parte, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha condenado el “uso excesivo de la fuerza” por parte de Israel contra los manifestantes “desarmados” palestinos en Gaza, y ha exigido medidas “decisivas e inmediatas” de la comunidad internacional contra el régimen sionista.

alg/ktg/hnb

Comentarios