• Vídeo: Huelguista palestina a punto de la muerte súbita
Publicada: miércoles, 17 de noviembre de 2021 21:43
Actualizada: jueves, 18 de noviembre de 2021 9:47

La condición física del preso palestino Kayed Fasfus se está deteriorando rápidamente por mantenerse en huelga de hambre durante más de 120 días.

Agradezco a la nación palestina por sus esfuerzos hechos para respaldar a los presos (...) espero que aumenten sus apoyos a los prisioneros”, ha afirmado Kayed Fasfus, en una entrevista concedida el martes a la cadena Al-Alam.

Por su parte, el hermano del prisionero palestino, Jaled Fasfus ha enfatizado este miércoles que el estado de salud de Kayed se está deteriorando rápidamente y de manera tangible.

La condición física de Kayed es muy crítica. De una manera que, su muerte súbita es posible en cualquier momento”, ha afirmado al respecto.

Ha señalado que su hermano se niega a tomar suplementos dietéticos y someterse a exámenes médicos por parte de los especialistas israelíes.

Tras afirmar que el sistema nervioso de Kayed ha sufrido daños por la huelga continua de hambre, Jaled ha sostenido que su hermano duerme la mayor parte del día, así como desde ayer ha perdido la capacidad de hablar.

Fasfus, de 34 años, entró en huelga de hambre indefinida para exigir el fin de su detención administrativa, una política polémica tomada por las autoridades del régimen de Tel Aviv que permite arrestar y detener a una persona sin cargos, ni juicio y tampoco conocer las pruebas en su contra y sin una revisión judicial justa.

 

El 13 de noviembre, los médicos del centro médico militar Barzilai (en Ascalon), donde Fasfus está siendo tratado desde hace casi dos meses, informaron que el huelguista podría sufrir una muerte súbita por la aparición de signos de un coágulo de sangre.

Los informes médicos muestran que Fasfus también está sufriendo de latidos cardíacos irregulares, problemas renales, presión arterial baja y una grave disminución de los líquidos corporales y las vitaminas.

No obstante, teniendo en cuenta la situación crítica del preso palestino, un tribunal supremo del régimen israelí rechazó su petición para libertad inmediata. Esta fue la cuarta vez que el tribunal israelí negó una solicitud para la liberación de Fasfus y mostró indiferencia al estado de salud del preso palestino, que se enfrenta peligrosamente a la muerte.

Junto a Fasfus, hay cuatro otros prisioneros palestinos que han estado en huelga de hambre con una causa similar. Los cinco palestinos han estado exigiendo el fin de su detención, que se basa en un “expediente secreto”, el cual ni siquiera sus abogados pueden ver. Los llamados archivos son proporcionados por el servicio de inteligencia israelí.

La huelga de hambre de los presos palestinos se inició para reclamar el fin de las medidas abusivas impuestas por las autoridades israelíes. Forma parte de una lucha y rebelión contra las regulaciones penitenciarias del régimen de Tel Aviv, agravadas en los últimos meses.

mmo/mkh