• Israel detiene a Muna, destacada activista palestina, en Al-Quds
Publicada: domingo, 6 de junio de 2021 14:41
Actualizada: domingo, 6 de junio de 2021 15:12

Las fuerzas israelíes detienen a una destacada activista palestina que lucha contra el plan israelí de desalojo forzoso en el barrio de Sheij Yarrah, en Al-Quds.

La detenida Muna al-Kurd es la líder de la campaña #SaveSheikhJarrah (Salva Sheij Yarrah), que ha movilizado acciones locales e internacionales contra el plan del régimen de Israel de desplazar a decenas de familias palestinas de sus hogares en el barrio de Sheij Yarrah, en Al-Quds (Jerusalén).

Nabil al-Kurd, el padre de esta activista palestina, ha informado este domingo a los periodistas que la policía israelí “asaltó la casa en gran número y de una forma salvaje” en el vecindario de Sheij Yarrah para detener a Muna, de 23 años, y a su hermano de 22.

Tras allanar la casa, las fuerzas israelíes arrestaron a Muna y entregaron un aviso ordenando a su hermano, Muhamad, que no se hallaba en la casa en el momento del asalto, entregarse a las fuerzas de ocupación israelíes.

 

“El motivo del arresto es que decimos que no dejaremos nuestras casas, y no quieren que nadie exprese su opinión, no quieren que nadie diga la verdad”, ha afirmado. “Quieren silenciarnos”, ha agregado el padre de Muna, una de las activistas más conocidas del movimiento de Resistencia a los inminentes desahucios en Al-Quds.

Nabil ha indicado que Muna fue conducida a una comisaría de policía israelí en la calle Salah al-Din, en Al-Quds; imágenes compartidas en medios sociales, que el propio Nabil confirmó, muestran cómo se llevaron a Muna de su casa esposada.

La familia Al-Kurd es una de las cuatro familias que inicialmente iban a ser expulsadas a principios de mayo. La mitad de su casa fue confiscada por un grupo de colonos israelíes en 2009.

El arresto de esta activista palestina se produjo al día siguiente de la violenta detención de la conocida corresponsal del canal catarí Al-Jazeera Givara Budeiri, que cubría la campaña de los colonos israelíes para desahuciar a decenas de familias palestinas de la zona.

Horas después, las fuerzas israelíes liberaron a la periodista con la condición de que no cubra los incidentes que se registran en el barrio de Sheij Yarrah durante 15 días.

Este domingo, la mencionada periodista ha sido dada de alta del hospital con una fractura en una mano que, según Walid Omary, jefe de la Oficina en Al-Quds de Al-Jazeera, sufrió el sábado.

El barrio de Sheij Yarrah experimentó en mayo pasado masivas marchas diarias en rechazo a los planes de desalojo de las familias palestinas allí residentes. Esas movilizaciones pronto se extendieron a todos los rincones de los territorios ocupados y fueron duramente reprimidas por las fuerzas militares israelíes. De hecho, fueron las mismas marchas el principal detonante de la reciente tensión bélica palestino-israelí de 11 días.

Del 10 al 21 de mayo, se registró una nueva escalada de violencia israelí contra la Franja de Gaza, que provocó la mayor crisis en el enclave costero palestino desde la guerra de 2014. En esta ocasión, la Resistencia palestina tomó la iniciativa y respondió con más de 3000 misiles y cohetes, que sobrevolaron la ciudad israelí de Tel Aviv y más allá. Finalmente, Israel aceptó el 21 de mayo “sin condiciones” un cese bilateral de las hostilidades con la Resistencia palestina.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) y muchos países han alzado su voz en apoyo al oprimido pueblo palestino y pedido el fin de las atrocidades y los crímenes israelíes.

tmv/anz/tqi/mrg