• La respuesta a la anexión israelí de Cisjordania debe ser “monolítica”
Publicada: martes, 23 de junio de 2020 23:23
Actualizada: miércoles, 24 de junio de 2020 0:48

Ante la intención de Israel de anexarse Cisjordania, medida que desestabilizaría más la región, la respuesta de la Resistencia debe ser “monolítica”, dice un experto.

La anexión unilateral de Cisjordania por parte del régimen de Israel aumenta la crisis palestino-israelí a un nivel muy extremo”, declara el analista político Esteban Silva Cuadra en una entrevista ofrecida este martes a HispanTV.

Este tema, prosigue el entrevistado, requiere de la unidad “monolítica” de todas las fracciones y fuerzas palestinas, no solo del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS), sino también de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y de todas estas fuerzas para así posibilitar la “articulación de una estrategia conjunta” de resistencia e impedir esta nueva escalada por parte de Israel.

De acuerdo con Silva Cuadra, “aquí se abre un nuevo momento de la crisis” que puede revertir todos los equilibrios anteriores y afectar la correlación de fuerzas, incluyendo a los vecinos y distintos países que están implicados en el conflicto directa o indirectamente.      

“La división del pueblo palestino, es siempre parte de su derrota, no de su avance ni su defensa”, advierte el analista.

 

HAMAS llama al pueblo palestino a una masiva revolución contra la anexión de partes de la Cisjordania ocupada. En un comunicado, el movimiento, además, condenó la aspiración expansionista del régimen de Tel Aviv. Precisó que el enemigo sionista, secundado por la criminal Administración de EE.UU. y algunos países árabes conspiradores, se está preparando para materializar su complot contra Palestina, y alertó que, si la nación palestina no se levanta, el próximo peligro será mayor para toda la región.

La anexión israelí de Cisjordania es un proyecto que forma parte del llamado ‘acuerdo del siglo’ auspiciado por EE.UU. Este plan, presentado en enero por el inquilino de la Casa Blanca, otorga a los palestinos una autonomía limitada dentro de una patria discontinua, deja en manos de Israel el cotizado valle del Jordán, y olvida la problemática de millones de refugiados palestinos deseosos de retornar a sus tierras.

El secretario general de la OLP, Saeb Erekat, anunció el lunes que el país presentará un proyecto de resolución en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) sobre las violaciones israelíes en Cisjordania.

lvs/nii/