• El premier israelí, Benjamín Netanyahu, ofrece un discurso ante la Asamblea General de la ONU, 27 de septiembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 28 de septiembre de 2018 0:38
Actualizada: viernes, 28 de septiembre de 2018 2:09

La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) denuncia que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, pretende convertir en víctima al criminal.

“El discurso de Netanyahu es una combinación de un viejo y bien conocido relato que consiste en convertir en víctima al criminal y en culpable a la víctima”, ha declarado este jueves el secretario general de la OLP, Saeb Erekat.

En su discurso ofrecido en el 73.º periodo de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas (AGNU), Netanyahu defendió su llamado plan de paz israelí-palestino y criticó duramente al presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás.

En reacción, Erekat ha subrayado que para el régimen de Israel “no solo está fuera de discusión el asunto de Jerusalén (Al-Quds) y los refugiados palestinos, sino también la existencia de Palestina”, según recoge la agencia local de noticias Wafa.

“Su discurso expone la negación sistemática de Israel de nuestro derecho a existir, a vivir en libertad y a expresar nuestra identidad nacional”, ha recalcado, antes de calificar a Israel de un “régimen de apartheid colonial”.

El discurso de (el primer ministro de Israel, Benjamín) Netanyahu es una combinación de un viejo y bien conocido relato que consiste en convertir en víctima al criminal y en culpable a la víctima”, denuncia el secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat.

 

Ante esta coyuntura, la autoridad palestina ha defendido los derechos inalienables a vivir en libertad y dignidad pese a la opresión, el racismo y la violencia diaria.

Por su parte, el presidente de Palestina ha cargado la misma jornada contra la “racista” ley del estado-nación judío de Israel y arremetido contra EE.UU. por socavar el proceso de paz, subrayando que “Al-Quds no está a la venta”.

Mientras tanto, el presidente de EE.UU., Donald Trump, reconoció el miércoles durante su reunión con Netanyahu, que Israel es “agresivo”, aun así reiteró el apoyo pleno de Washington al régimen de Tel Aviv.

Las autoridades de Palestina han denunciado ya en reiteradas ocasiones que la aprobación de la ley que declara los territorios palestinos ocupados como el “estado judío” es una medida para “normalizar el racismo y el apartheid” de Israel.

fmk/lvs/ask/rba

Comentarios