• Los trabajadores construyen nuevas viviendas en el asentamiento de Kiryat Arba, en la ciudad cisjordana de Hebrón, 24 de agosto de 2017.
Publicada: martes, 27 de marzo de 2018 6:36

La onegé israelí Peace Now (Paz Ahora) ha publicado su informe anual sobre la expansión de la construcción de asentamientos del régimen de Tel Aviv en los territorios ocupados palestinos, anunciando que estas actividades han aumentado un 17 % en 2017.

“El informe anual de la Paz Ahora sobre la construcción de asentamientos en 2017 en Cisjordania (excluida Al-Quds) revela un 17 % más de construcción que el promedio anual en la mayor parte de la última década”, dice el informe de esta ONG, divulgado el lunes.

Según este reporte, el régimen de Israel comenzó la construcción de 2783 unidades de asentamientos en 2017, es decir un 17 por ciento más que el promedio anual desde que el primer ministro Benyamin Netanyahu llegara al poder en 2009, desafiando así la condena global de la medida ilegal.

El 78 por ciento de las nuevas unidades de estas viviendas se encuentran en las áreas que se espera que sean evacuadas bajo cualquier posible acuerdo de paz. Además, 234 unidades, u ocho por ciento, ni siquiera están autorizadas por el propio régimen de Tel Aviv.

El informe anual de la Paz Ahora sobre la construcción de asentamientos en 2017 en Cisjordania (excluida Al-Quds) revela un 17 % más de construcción que el promedio anual en la mayor parte de la última década”, dice el informe de esta ONG israelí.

La Paz Ahora ha agregado que el ritmo constante de las construcciones en las “profundidades de Cisjordania” muestra la insistencia de Netanyahu a promover sus planes sobre las tierras palestinas. “También es evidente que la nueva presidencia de EE.UU. en 2017 no tuvo un efecto disuasivo marginal sobre estos movimientos unilaterales israelíes”, añade.

Nabil Shaath, un alto asesor del presidente palestino Mahmud Abás, dijo que los nuevos datos muestran el hecho de que el premier israelí “no está interesado en la paz”, al declarar que “Netanyahu continúa su proyecto de asentamiento, disfrutando el hecho de que EE.UU. guarda silencio (...) Estos números son muy peligrosos. Lo condenamos y continuaremos trabajando políticamente para detenerlo”.

Menos de un mes antes de que Trump asumiera el cargo, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) adoptó la Resolución 2334, pidiendo a Israel que “cese de inmediato y completamente todas las actividades de asentamiento en los territorios ocupados palestinos”, incluyendo en Al-Quds (Jerusalén).

Sin embargo, no solo la Administración de Trump ignora las medidas ilegales de Israel, sino las promueve. De hecho, Trump indignó a la comunidad cuando declaró Al-Quds como la capital de Israel, desatando manifestaciones multitudinarias a lo largo y ancho del mundo, las cuales en Palestina dejaron varios muertos y heridos.

zss/ktg/alg

Comentarios