• Palestinos residentes en Grecia se manifiestan contra las políticas del régimen de Israel, 10 de julio de 2014.
Publicada: domingo, 22 de enero de 2017 2:32

Miles de palestinos salieron a las calles de la ciudad de Arara para protestar contra el ‘racismo’ del régimen de Israel.

La manifestación tuvo lugar el sábado después de que los soldados israelíes mataran el miércoles a tiros a un maestro palestino identificado como Yaqub Abu al-Qian en la aldea de Umm al-Hiran, anunció la agencia palestina de noticias Maan News.

De acuerdo con Ayman Odeh, líder de la alianza política de los cuatro partidos dominada por los árabes en el parlamento israelí, Lista Árabe Conjunta (Joint List), la protesta fue celebrada para “mostrar lealtad hacia el martirio de Abu al-Qian y expresar una dura condena al racismo israelí y la matanza de los ciudadanos palestinos”.

La protesta fue celebrada para “mostrar lealtad hacia el martirio de Abu al-Qian y expresar una dura condena al racismo israelí y la matanza de los ciudadanos palestinos”, dice Ayman Odeh, líder de la alianza política de los cuatro partidos dominada por los árabes en el parlamento israelí, Lista Árabe Conjunta (Joint List).

Mientras los participantes en la protesta provocaron un embotellamiento de tráfico y bloquearon la carretera 65 en Arara, en el norte de los territorios ocupados palestinos, los efectivos israelíes utilizaron gases lacrimógenos y granadas para dispersar a la multitud.

La policía del régimen de Israel alega que Abu al-Qian presuntamente intentó atacar con su vehículo a los soldados, pero los residentes locales que fueron testigos directos de los hechos aseguran que la policía abrió fuego contra el conductor que conducía de manera normal pero perdió el control de su vehículo sólo después de que fuera disparado por la policía y como consecuencia murió un efectivo israelí.

Poco después del incidente, las autoridades israelíes llevaron a cabo la demolición de las estructuras pertenecientes a los palestinos beduinos, además de la propiedad de Abu al-Qian.

Al respecto, Odeh pidió una investigación contra el primer ministro, Benyamin Netanyahu, el ministro israelí del interior, Gilad Erdan, y la policía del régimen de Tel Aviv por “su decisión de detener las negociaciones con los residentes de Umm al-Hiran y por todos los hechos que tuvieron lugar durante la evacuación” de los palestinos.

 

En este contexto, responsabilizó a la policía del asesinato del conductor palestino y exigió a las autoridades de este régimen que devuelvan lo antes posible el cuerpo de la víctima a su familia.

Las autoridades anunciaron que no devolverán el cadáver de Abu al-Qian a menos que su familia acuerde reducir a 50 el número de las personas que participarán en su funeral.

Los soldados israelíes atacan con creciente frecuencia a los palestinos en diferentes puntos de los territorios ocupados so pretexto de impedir eventuales “ataques” a colonos israelíes, desoyendo la ola de críticas tanto en Palestina como a nivel internacional.

fdd/ktg/lvs/nal

Comentarios