• El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, asiste a una reunión con su gabinete en la ciudad ocupada de Al-Quds (Jerusalén).
Publicada: martes, 3 de diciembre de 2019 16:00
Actualizada: martes, 3 de diciembre de 2019 16:53

La fiscalía israelí ha presentado una acusación formal por corrupción contra Benjamín Netanyahu, en la que adjunta una lista de más de 330 testigos.

La acusación, de 77 páginas, presentada el lunes por el fiscal general, Avihai Mendelblit, ante el parlamento del régimen israelí, imputa oficialmente al primer ministro de Israel por soborno, fraude y abuso de confianza en diferentes escándalos de corrupción.

De este modo, la fiscalía del régimen de Tel Aviv concede un período de 30 días, tiempo durante el cual, Netanyahu puede pedir al parlamento israelí que le otorgue inmunidad parlamentaria para eludir el juicio por corrupción.

LEER MÁS: Imputación a Netanyahu por corrupción agudiza crisis política israelí

El documento contiene, además, una lista de 333 testigos de la fiscalía que podrían testificar contra Netanyahu, entre ellos, varios altos funcionarios que trabajaban en empresas u organismos involucrados en los casos de corrupción.

En la citada relación se encuentran los nombres de Sheldon Adelson, un magnate de los negocios judío-estadounidense y uno de los principales donantes del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, así como de Arnon Milchan, un multimillonario israelí y productor de Hollywood, y de otros empresarios y políticos.


Esta acusación formal ha sido interpuesta días después de que el propio fiscal general imputara a Netanyahu por casos de corrupción y soborno, desafiando así al premier israelí de cara a la celebración de nuevas elecciones en los territorios ocupados palestinos.

El premier israelí está involucrado en los conocidos casos de corrupción 1000, 2000 y 4000, en los que es sospechoso de aceptar regalos de empresarios a cambio de favores políticos, alcanzar un acuerdo con un medio para lograr una cobertura favorable a cambio de dañar a un diario de la competencia, y entregar concesiones a un empresario a cambio de una cobertura favorable en un portal de noticias.

La decisión del fiscal aumentará la inestabilidad política de dicho régimen que, tras la repetición electoral, no ha conseguido formar un nuevo gabinete. Además, dificultará que Netanyahu forme parte de un hipotético nuevo ejecutivo.

LEER MÁS: ‘Corrupción interna y crímenes provocarán el colapso de Israel

LEER MÁS: ¿Rebelión en partido de Netanyahu?: Varios líderes buscan echarle

myd/anz/nlr/rba

Comentarios