Publicada: domingo, 18 de abril de 2021 8:50
Actualizada: lunes, 19 de abril de 2021 16:06

Bolivia plantea liberar las patentes de vacunas del coronavirus, causante de la COVID-19, ante la desigual e injusta distribución de las vacunas del letal virus.

La crisis de la pandemia ha evolucionado en crisis multidimensional y ante la desigual e injusta distribución de las vacunas contra COVID-19, el Estado Plurinacional de Bolivia plantea Liberar las patentes de vacunas el coronavirus. Esta iniciativa ha sido expuesta por el Canciller de Bolivia, Rogelio Mayta, en la segunda reunión preparatoria para la XXVII Cumbre Iberoamericana efectuada el 15 de abril, la misma que se realizará en Andorra el 21 de abril con la participación de los jefes de Estado a la que asistirá el presidente de Bolivia, Luis Arce Catacora, y planteará la adhesión de los mandatarios a la propuesta boliviana. Asimismo, la propuesta se  ha expuesto en la sesión del Consejo Económico y Social de Naciones Unidas, realizado el 16 de abril, y ante el Cuerpo Diplomático acreditado en Bolivia y todas las misiones diplomáticas del Estado Plurinacional están activadas en torno a esta propuesta.

La propuesta se seguirá difundiendo a través de una campaña internacional para atraer adiciones de líderes políticos, sociales y también convocando a Foros del Mercosur, la Celac y otros organismos internacionales, como la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Mundial del Comercio (OMC) y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).

La propuesta es viable porque en el sistema multilateral de comercio; esto es la OMC y OMPI, se reconoce la necesidad de que por razones de emergencias, se puedan liberar patentes y utilizar licencias obligatorias o voluntarias, como ocurrió el año 2005 y se aplicó a un país. Sin embargo, y pese al mandato  los mecanismos y procedimientos para que se aplique este reconocimiento no están funcionando en el contexto de la pandemia, lo que demuestra que el sistema está diseñado para no funcionar, y para evitar que se puedan acceder a las patentes ya que se ha constatado que por más que una empresa farmacéutica decida permitir el uso de una patente, el trámite burocrático en la OMPI dura 7 meses, y esa no es la agilidad con la que se debe responder y enfrentar la pandemia y al flagelo que está viviendo la humanidad. Por eso, es importante denunciar que por los procedimientos y mecanismos burocráticos establecidos no se está permitiendo liberar las patentes y el conocimiento para la elaboración de las vacunas, y beneficiar a un número mayor de la población a nivel mundial con la prontitud que exige y requiere la situación crítica de la pandemia.

Consiguientemente, el Estado Plurinacional de Bolivia plantea que los gobiernos no pueden ni deben someterse a los procedimientos burocráticos, por lo que es necesario trabajar junto a otros países que estén dispuestos a adherirse a la propuesta de liberación de patentes, para modificar la actual normativa, una vez  que existen laboratorios que están tramitando permisos para el acceso de las patentes voluntarias u obligatorias, y se han enfrentado con los problemas burocráticos antes mencionados.

En ese sentido, el Estado Plurinacional de Bolivia, propone trabajar de forma conjunta con otros Estados para que las empresas puedan otorgar las licencias voluntarias de manera inmediata, y sean utilizadas en los países donde se encuentran empresas y laboratorios que tengan la capacidad de producción de la vacuna, y eliminar de manera inmediata la burocracia para acceder de manera rápida al uso de licencias, medicamentos insumos y pruebas. Es importante proponer modificar los TRIPS[1] para liberar las patentes cuando se presenten  caso de emergencias globales como es el de la pandemia de COVID-19.

La propuesta del Estado Plurinacional de Bolivia seguirá siendo difundida en todos escenarios posibles, porque para superar la pandemia es imprescindible tomar medidas excepcionales que de alguna manera, incluso cambiarían paradigmas que se consideran “verdades inmutables”. En este sentido, las patentes de las vacunas deberían liberarse excepcionalmente y por una vía expedita, a fin de que todas las farmacéuticas que estén en capacidad de producirlas lo hagan. Al respecto, Bolivia considera que los Estados y sus empresas farmacéuticas que en algún momento expresaron su disposición a compartir su conocimiento sobre las vacunas, como Rusia, China y otros deberían hacerlo sin más demora.

La difusión de la propuesta por la liberación de las patentes debe ser debatida en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para que esta cumpla con el rol que se le ha asignado a favor de la población mundial, y poder accionar sobre la real base de su razón de ser, sin pretextos y con la valentía que requiere estos tiempos de crisis de pandemia, ya que según datos científicos, la pandemia solo será superada cuando el 70 % de la población mundial esté vacunada. Sin embargo, la escasez de vacunas, de medicamentos y hasta de insumos sanitarios alejan a los Estados de esa meta. “Cada día que pasa, los enfermos y muertos de la pandemia suman, mientras las economías de los países se contraen y el mundo se hace menos justo y equitativo de lo que ya era. Los expertos dicen que al ritmo de vacunación que vamos es posible que se vacune a buena parte de la población recién bien entrado 2022”.

Para terminar, se puede resumir la iniciativa del Estado Plurinacional de Bolivia en tres puntos:

1. Las patentes de las vacunas deberían liberarse excepcionalmente y por una vía expedita para que todas las farmacéuticas que estén en capacidad de producirlas lo hagan, para que ésta ya no escasee y se pueda inmunizar al 70 % de la población mundial en el corto plazo y de manera oportuna.

2. Los Estados que en algún momento expresaron su disposición a compartir su conocimiento sobre las vacunas, debieran hacerlo sin más demora, y se exhorta a los países que cuentan con más vacunas de las que necesitan, a que las distribuyan equitativamente priorizando a los países con mayor necesidad que no las han podido adquirir hasta ahora.

3. Se insta a los organismos internacionales, sobre todo a instancias como las Naciones Unidas, a cumplir su rol en favor de la población mundial, dando cumplimiento a su razón de ser, sin pretextos y con la valentía que requiere estos tiempos de la crisis de pandemia.


[1] TRIPS (siglas en inglés de Derechos de Propiedad Intelectual Relacionados con el Comercio)

Romina Guadalupe Pérez Ramos
Romina Guadalupe Pérez Ramos Romina Guadalupe Pérez Ramos estudió Sociología en la UMSS, Diplomado en Ciencias Políticas (CESU-UMSS), en Altos Estudios Nacionales y en las Universidades de Bolonia y de Copenhague. Es socióloga y se ha desempeñado como embajadora extraordinaria y plenipotenciaria del Estado Plurinacional de Bolivia ante la República Islámica de Irán (10/06/2019 al 15/11/2019), diputada nacional (2015-2020), titular de la Secretaría de Relaciones Internacionales y Protección al Migrante, gestión legislativa (2019-2020) y primera vicepresidenta de la Cámara de Diputados, gestión legislativa (2017-2018).

Comentarios