• Chiíes nigerianos conmemoran en la ciudad de Fantua el día de Ashura y el martirio del Imam Husein (P), 12 de octubre de 2016.
Publicada: miércoles, 12 de octubre de 2016 14:20
Actualizada: miércoles, 12 de octubre de 2016 19:20

Militares nigerianos atacan a una congregación chií que conmemoraba el día de Ashura en la ciudad de Funtua y deja al menos 10 muertos y varios heridos.

Fuerzas policiales y militares de Nigeria han abierto fuego hoy miércoles contra una procesión chií en la ciudad norteña de Funtua, en el estado de Katsina, con el fin de dispersar a la multitud.

Como consecuencia del ataque, según testigos citados por el diario británico The Independent, han perdido la vida al menos nueve personas, incluidas tres mujeres, y varios devotos más han resultado heridos cuando los soldados intentaban bloquearlos.

Fuentes militares nigerianas han justificado el ataque con la prohibición de procesiones chiíes en el norte del país —de mayoría de esta confesión islámica— en el día de Ashura, día del martirio del tercer Imam de los chiíes, el Imam Husein (P), y sus acompañantes.

 

Este ataque tiene lugar un día después de que fuerzas nigerianas cercaran una mezquita en la carretera de Zango (estado de Kaduna), donde un grupo de musulmanes chiíes participaba en una ceremonia para conmemorar el día de Tasua.

El pasado viernes, el Gobierno regional de Kaduna tachó de “ilegales” las actividades de un grupo chií vinculado al Movimiento Islámico de Nigeria (IMN, por sus siglas en inglés) y ordenó el arresto de su portavoz.

Además, advirtió a los miembros del grupo chií de que si continuaban “abiertamente con procesiones ilegales” y “obstruyendo la vía pública” serían procesados, pudiendo ser condenados a hasta siete años de prisión y/o multados.

En diciembre de 2015, el Ejército nigeriano irrumpió en la residencia del líder del IMN, el destacado sheij chií Ibrahim al-Zakzaky, en la ciudad norteña de Zaria, lo arrestó y mató a algunos de sus seguidores, incluidos varios de sus hijos.

Desde entonces, el país africano es escenario de manifestaciones diarias de la comunidad chií en demanda de la liberación de su líder, las cuales son reprimidas brutalmente por la policía.

tas/mla/snr/nal

Comentarios