• Cristina Bautista Salvador (dcha.), madre de uno de los estudiantes desaparecidos en el estado de Guerrero; Leticia Sanchez Villalobos (c), madre de Luis Carlos Hernandez, que fue secuestrado ante sus ojos en Chihuahua; y Erika Guevara-Rosas, directora del Programa de Amnistía Internacional (AI) para América, en una conferencia sobre la situación de derechos humanos en México, en la Ciudad de México (capital), 14 de enero de 2016.
Publicada: viernes, 15 de enero de 2016 7:49

Amnistía Internacional (AI) indicó que el desinterés de las autoridades mexicanas en investigar la desaparición de miles de personas profundiza la crisis de derechos humanos que atraviesa el país.

“La incompetencia que afecta a todo el sistema y una ausencia total de voluntad por parte de las autoridades estatales y federales de México para investigar la desaparición de miles de personas y buscarlas debidamente están alimentando una crisis de derechos humanos de dimensiones epidémicas”, indicó AI en un informe publicado el jueves en su página oficial.

La incompetencia que afecta a todo el sistema y una ausencia total de voluntad por parte de las autoridades estatales y federales de México para investigar la desaparición de miles de personas y buscarlas debidamente están alimentando una crisis de derechos humanos de dimensiones epidémicas”, indicó la Amnistía Internacional (AI).

En su informe titulado Un trato de indolencia: La respuesta del Estado frente a la desaparición de personas en México, este ente pro derecho humano destacó las falencias a la hora de investigar el caso de los 43 estudiantes desaparecidos en el vecino estado de Guerrero (sur), en septiembre de 2014.

Como ejemplos de la incompetencia del Gobierno, el equipo investigador de AI descubrió que en la mayoría de los casos las autoridades no adoptaron medidas fundamentales para la investigación, como hacer comprobaciones telefónicas, bancarias y financieras de las víctimas o de los sospechosos, usar la señal de geolocalización de los teléfonos móviles o revisar los datos procedentes de las imágenes de las cámaras de seguridad instaladas en la zona donde la persona desapareció.

En el mismo contexto, Erika Guevara-Rosas, directora del Programa de AI para América, repudió que la falta de una investigación "seria" e "imparcial" sobre las desapariciones, se ha convertido en una cuestión “habitual”, lo cual a su juicio, además demuestra cómo las autoridades del país desprecian la “dignidad” y los “derechos humanos”

Una marcha en la Ciudad de México para demostrar solidaridad con los padres de los 43 estudiantes desaparecidos enen el estado de Guerrero (sur), 24 de septiembre en 2015.

 

En base a los datos proporcionados por AI, solo en el estado septentrional de Chihuahua, unas 1.700 personas han desaparecido  desde 2007, mientras que aún no se sabe el paradero de otras 27.000.

AI precisa que en la mayoría de los casos la víctima desaparece después de haber resultado detenida por agentes policiales, no obstante, adelanta el informe, como el Gobierno mexicano no registra detalles de las detenciones puede evitar facilmente las debidas responsabilidades.

Cabe recordar que el pasado 27 de julio, AI ya expresó su preocupación por la “impactante” magnitud de las desapariciones forzadas en México.

ask/ctl/rba

Comentarios