• Un musulmán indio en una casa completamente destruida, Nueva Delhi, La India, 1 de marzo de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 3 de marzo de 2020 10:11
Actualizada: miércoles, 4 de marzo de 2020 12:51

El Gobierno indio admite masivos daños ocasionados a las propiedades de la minoría musulmana en Nueva Delhi (capital), entre ellos 122 casas.

De acuerdo con un informe parcial de los daños, preparado por la Administración del Distrito de Delhi, al menos 122 viviendas, 322 tiendas y 301 vehículos quedaron completamente destruidos durante los choques de la semana pasada.

La cifra de acuerdo con el informe, recogido este martes por el diario local Hindustan Times, podría aumentar cuando concluya el informe final.

A eso se suma la estropeada infraestructura del distrito. Muchos residentes en las zonas turbulentas pasan las noches en la oscuridad porque no hay quien repare las dañadas líneas de electricidad.

La violencia contra la comunidad musulmana en la capital india ha dejado, hasta la fecha, 42 muertos y más de 350 heridos, de acuerdo con medios locales.

 

Asha Goswami, una residente de 37 años, ha lamentado que los lugareños “no tienen a donde ir”, pero la situación se está poniendo cada vez “más difícil” con un nivel tan alto de violencia, sin electricidad. “Nadie ha venido para ayudarnos y asegurar que estaremos seguros”, lamenta.

​​​Irán condena “la violencia organizada contra musulmanes indios” y llama a Nueva Delhi a impedir esa “brutalidad” contra los seguidores de esta fe.

El Parlamento indio aprobó en diciembre una ley que permitirá a Nueva Delhi conceder la nacionalidad a millones de indocumentados que entraron en La India procedentes de Afganistán, Bangladés y Paquistán antes de 2015, pero solo en el caso de que no sean musulmanes. Los analistas denuncian que la ley busca limpieza étnica musulmana.

La India aprobó la polémica Ley de Ciudadanía después de decidir meses antes retirar el estatuto de autonomía a la Cachemira india, la región de mayoría musulmana. La medida y las restricciones posteriores impuestas a los musulmanes cachemiros generaron también duras protestas que no obstante fueron reprimidas violentamente por el Gobierno central.

ask/rha/nlr/mkh