• Violencia contra musulmanes en La India genera preocupaciones
Publicada: martes, 3 de marzo de 2020 2:18

La cifra de los muertos, en su mayoría musulmanes, aumenta a 46. Irán insta al Gobierno de Narendra Modi a poner fin a actos brutales contra esa minoría.

Después de varios días de violencia mortal en la capital india, Nueva Delhi, el propietario de negocios Aftab Jan regresó a su tienda de bicicletas para evaluar los daños, tras ser saqueada y quemada por los hindús extremistas, que simpatizan con el Gobierno ultranacionalista y respaldan la polémica ley de ciudadanía. La familia de Aftab Jan es una de las víctimas de la ola de odio que ha sacudido las áreas del noreste de Nueva Delhi.

La ley de ciudadanía, aprobada en diciembre pasado, facilita la adquisición de la nacionalidad india por parte de los refugiados de Afganistán, Paquistán y Bangladés, excepto si son musulmanes. Hasta ahora, 46 personas han perdido la vida en las protestas contra esa legislación. Los hindús No solo han provocado daños en mezquitas y casas de los musulmanes, sino también han linchado a varios devotos del Islam. La Policía está acusada de dar luz verde a la represión de los musulmanes.

Desde Irán, el canciller Mohamad Yavad Zarif condenó los actos brutales contra los musulmanes y llamó al Gobierno indio a cesarlos.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha descrito como “fundamentalmente discriminatoria” la ley de ciudadanía, que podría suponer una violación de la Constitución india, laica en su naturaleza, ya que propone la religión como una base legal para la concesión de la ciudadanía.

mag/hnb