• El presidente ruso, Vladimir Putin (dcha.), junto al primer ministro de Japón, Shinzo Abe, en Singapur, 14 de noviembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 10 de enero de 2019 1:46
Actualizada: jueves, 10 de enero de 2019 2:40

Rusia ha acusado este miércoles al Gobierno de Japón de aumentar las tensiones al tergiversar los acuerdos de paz entre Moscú y Tokio sobre las islas Kuriles.

El Gobierno ruso tacha de “burda tergiversación” las declaraciones realizadas por las autoridades niponas sobre un supuesto tratado de paz alcanzado por el primer ministro japonés, Shinzo Abe, y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, respecto a las islas Kuriles.

Según un comunicado emitido por el Ministerio ruso de Asuntos Exteriores, Moscú transmitió al embajador japonés en Rusia, Toyohisa Kozuki, su malestar por las afirmaciones hechas por altos dirigentes nipones sobre la necesidad de “lograr un entendimiento” con los habitantes de las islas en disputa sobre su “traspaso” a Japón.

“Al jefe de la misión diplomática japonesa le señalaron que estas declaraciones tergiversan flagrantemente el sentido de los acuerdos de los líderes de Rusia y Japón sobre la aceleración del proceso de negociaciones en base a la Declaración Conjunta de 1956, y desinforman al público de ambos países en cuanto al contenido de las negociaciones”, afirma la nota de la Cancillería rusa.

Al jefe de la misión diplomática japonesa le señalaron que estas declaraciones tergiversan flagrantemente el sentido de los acuerdos de los líderes de Rusia y Japón sobre la aceleración del proceso de negociaciones en base a la Declaración Conjunta de 1956, y desinforman al público de ambos países en cuanto al contenido de las negociaciones”, dice un comunicado de la Cancillería rusa a raíz de unas declaraciones realizadas por autoridades japonesas sobre las islas Kuriles.

 

Rusia insiste en que la solución del problema del tratado de paz debe basarse en el reconocimiento incondicional, por parte de Tokio, de los resultados de la II Guerra Mundial, incluida la soberanía de Moscú sobre las islas en cuestión.

La soberanía de las Kuriles, situadas en el océano Pacífico, ha sido un punto de disputa entre ambos países desde el final de la II Guerra Mundial (1939-1945). 

Tokio reivindica la soberanía de las islas y basa su demanda en el Tratado Bilateral de Comercio y Fronteras que firmó con Rusia en 1855, mientras que Moscú alega que las islas fueron traspasadas a la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

El pasado diciembre, el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, sostuvo que la negativa de Tokio a reconocer los resultados de la II Guerra Mundial obstaculiza la firma de un tratado de paz entre los dos países. “Si Japón no cambia de postura, nos quedaremos en el mismo lugar donde estábamos antes”, afirmó Lavrov.

lvs/anz/fdd/rba

Comentarios