• El campo de refugiados Al-Hawl, en el noreste del territorio de Siria.
Publicada: miércoles, 2 de junio de 2021 17:16
Actualizada: jueves, 3 de junio de 2021 3:02

Figuras políticas iraquíes advierten sobre consecuencias del regreso de familias de Daesh de Siria a Mosul, en Irak, y resurgimiento del terrorismo en el país.

Después de que Washington lograra acordar con Bagdad para trasladar a varias familias del grupo terrorista Daesh desde el campo de Al-Hawl, ubicado en una región controlada por EE.UU. en Siria, al campo de Al-Jada, al sur de Mosul (en la provincia de Nínive), varias figuras políticas iraquíes han manifestado su profunda preocupación por el temor de un eventual surgimiento de una nueva generación de Daesh en el país.

En este sentido, el representante de la Coalición Al-Fatah en el Parlamento iraquí, Muhamad Karim, ha advertido este miércoles, en una entrevista con la agencia iraquí de noticias Almaloomah, que el campamento de Al-Hawl alberga a varios líderes de los terroristas de Daesh y sus familias. Por lo tanto, su llegada a Irak es una gran amenaza para la seguridad del país árabe.

Karim ha alertado que la sociedad iraquí enfrentará a unas “bombas vivas de tiempo” por el traslado de dichos terroristas.

Según el diputado del Parlamento iraquí, Estados Unidos está utilizando a los terroristas del campo de Al-Hawl “como una arma contra Irak, los países de la región y los que se oponen a las políticas de Washington”. En esta misma línea, Karim ha urgido a “tener cuidado con el plan de devolver el terrorismo a Irak”.

 

Previamente, el presidente del Comité de Regiones y Provincias del Parlamento iraquí, Shirvan Al-Dubardani, consideró el campo de Al-Hawl como “un problema complicado de seguridad y una amenaza directa” para este país árabe, debido a las ideas extremistas de las familias presentes en el campamento.

Al-Dubardani advirtió también que cualquier intento de traer de regreso a dichas familias al país provocaría una masiva oposición popular en Irak.

“Reunir a más de 30 000 personas de diferentes provincias iraquíes bajo la influencia de las ideas de Daesh en el campamento de Al-Jada será una bomba de tiempo que amenazará la seguridad de todo el país”, aseveró Al-Dubardani.

Las autoridades sirias e iraquíes acusan a EE.UU. de utilizar a Daesh para socavar la seguridad y la estabilidad de estos países y justificar su presencia militar en la región.

nsh/rba/hnb