• Un dron de ataque MQ-9 Reaper de la Fuerza Aérea estadounidense.
Publicada: viernes, 19 de julio de 2019 21:45
Actualizada: lunes, 22 de julio de 2019 1:39

Medios iraquíes informan de un misterioso ataque con drones en contra de las fuerzas populares en la provincia de Salah Al-Din, que se saldó con un militar muerto.

La cadena local Al-Ahed TV ha reportado que un avión no tripulado desconocido bombardeó este viernes de madrugada una base de las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe) en la región Amerli de la provincia central de Salah Al-Din, matando a uno de los combatientes de esta fuerza voluntaria, mientras otros 4 sufrieron heridas y fueron trasladados a un hospital no precisado.

Según el portal de noticias Al-Sumaria, la base Al-Shuada, perteneciente a la 16ª brigada de Al-Hashad Al-Shabi, fue blanco de dos ataques realizados a las 01:05 y 02:10 (hora local). El medio publicó una imagen que mostraba cómo una nube de humo se alzaba sobre lo que supuestamente era la base de las Unidades de Movilización Popular.

Por el momento se desconoce el origen de la aeronave agresora, aunque medios iraquíes alegaron que un avión de reconocimiento estadounidense tipo B350 fue avistado sobrevolar la región días anteriores.

Foto publicado por medios iraquíes que muestra llamas en una base de Al-Hashad Al-Shabi en Amerli.


A su vez, el movimiento Hezbolá al-Nuyaba y otras facciones de resistencia iraquí han visto “huellas” de EE.UU. y el régimen de Israel en el ataque.

El primer ministro iraquí, Adil Abdul-Mahdi, ha dado instrucciones para formar un comité de verdad para esclarecer el incidente y dar con los responsables del mismo.

El supuesto bombardeo se produjo un día después de que la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, impusiera nuevas sanciones contra varias líderes de Al-Hashad Al-Shabi.

Las Unidades de Movilización Popular iraquí es una combinación de casi 40 grupos voluntarios que se formó en 2014 en pleno auge del EIIL (Daesh, en árabe) para luchar contra este y otros grupos terroristas. De hecho, las fuerzas populares desempeñaron un papel crucial en la lucha antiterrorista y apoyaron al Ejército nacional a liberar los territorios iraquíes usurpados por los extremistas.

En noviembre de 2016, el Parlamento iraquí aprobó una ley que reconocía a Al-Hashad Al-Shabi, organización integrada tanto por chiíes como por suníes, como parte de las Fuerzas Armadas nacionales, colocándola bajo el mando del primer ministro. 

En los últimos años, las fuerzas de la llamada coalición anti-EIIL dirigida por EE.UU., bombardearon varias veces posiciones de la Policía militar y de Al-Hashad Al-Shabi “por error”.

mjs/ctl/mkh

Comentarios