• Soldados estadounidenses patrullan y un helicóptero Chinook C-47 sobrevuela una aldea al sur de Mosul, 21 de febrero de 2017. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 5 de enero de 2019 11:31

Estados Unidos ha reubicado en Irak a decenas de miembros del grupo terrorista Muyahidín Jalq y les está entrenando, revela un parlamentario iraquí.

“Las fuerzas estadounidenses reubicaron a los elementos de Muyahidín Jalq (MKO, por sus siglas en inglés) en Irak en paralelo con (su decisión de la) salida de Siria”, ha declarado este sábado Muhamad al-Baldavi, diputado del bloque Al-Biná en el Parlamento iraquí, en declaraciones a la agencia local Al-Maluma.

Al desarrollar tal información, Al-Baldavi ha indicado que EE.UU. ha armado a decenas de los miembros de MKO en sus bases en el norte de Irak y les ha entrenado con el fin de prepararlos para un “liderazgo conspirativo” en la región.

El parlamentario iraquí ha considerado la medida en cuestión en el marco de los intentos de Washington por desestabilizar Irán y el Oriente Medio, tras la retirada de sus tropas de Siria, decisión que anunció el 19 de diciembre el presidente EE.UU., Donald Trump.

Por todo ello, Al-Baldavi ha pedido a todos los líderes políticos que impidan que se conspire contra países como Irán que “ayudaron a Irak en su lucha antiterrorista”.

Las fuerzas estadounidenses reubicaron a los elementos de Muyahidín Jalq (MKO, por sus siglas en inglés) en Irak en paralelo con (su decisión de la) salida de Siria”, ha declarado Muhamad al-Baldavi, diputado del bloque Al-Biná en el Parlamento iraquí.

 

Las autoridades iraníes, en reiteradas ocasiones, han denunciado el respaldo de Washington al grupo terrorista MKO, responsable de la muerte de más de 17 000 iraníes, y sus intentos en vano por desestabilizar la seguridad nacional de la República Islámica.

En el mismo sentido, un reporte publicado ayer viernes por el diario libanés Al-Akhbar señala que con la retirada de sus fuerzas de Siria, Washington busca un resurgimiento fuerte del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en la frontera sirio-iraquí con el fin de bloquear el avance de las fuerzas gubernamentales de los dos países árabes y sus aliados contra los remanentes de los extremistas de dicha banda en el este de Siria, lindante con Irak.

Pocos días después del anuncio de Trump, el opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH) señaló, citando fuentes locales, que EE.UU. está reforzando su nueva base militar en la provincia siria de Deir Ezzor.

Por su parte, Rusia y Siria han expresado su duda respecto al anuncio de Trump. En concreto, el presidente ruso, Vladimir Putin, ha puesto en duda la verdad de la retirada de EE.UU. de Siria, recordando que el Ejército del país norteamericano lleva en Afganistán 17 años y casi todos los años dice que está retirando a sus tropas, pero siguen allí.

tqi/ktg/mnz/hnb

Comentarios