• Soldados estadounidenses en una operación en Mosul.
Publicada: sábado, 12 de marzo de 2016 11:00

Estados Unidos está estudiando trasladar sus tropas más cerca de la primera línea de combate, donde las fuerzas iraquíes se preparan para liberar la ciudad de Mosul, en la provincia norteña de Nínive.

Funcionarios del Pentágono manifestaron que esta es una propuesta de los comandantes militares estadounidenses en Irak para facilitar la reconquista de Mosul, que actualmente está bajo el control del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

De acuerdo con el diario estadounidense The Hill, que reveló el viernes la noticia, esto supondría un cambio significativo del papel de los soldados estadounidenses que fueron desplegados en el país árabe en una misión de “formación y asesoramiento”.

Estos hechos se producen pese a que el presidente de EE.UU., Barack Obama, prometió en su día mantener sus tropas alejadas del campo de batalla.

El nuevo plan estadounidense plantea la colocación de pequeños grupos de unos 15 soldados estadounidenses junto a cada brigada de Irak, mientras los iraquíes están estableciendo sedes para prepararse para una feroz batalla para liberar Mosul.

Los comandantes iraquíes explicaron que la ofensiva de Mosul requerirá de entre 8 a 12 brigadas, lo que significa la presencia de unos 180 efectivos estadounidenses, que ordenarían ataques aéreos y proporcionarían apoyo logístico, táctico y de inteligencia.

Un oficial del Pentágono dijo a The Hill que dichas propuestas ya han sido presentadas al personal del secretario de Defensa de EE.UU., Ashton Carter, y del jefe del Estado Mayor Conjunto estadounidense, el general Joseph Dunford.

Por su parte, el general Lloyd Austin, comandante del Mando Central de Estados Unidos (CENTCOM), aseguró que tiene recomendaciones sobre cómo recuperar Mosul y Al-Raqa (norte de Siria), capital de facto de Daesh, bajo su liderazgo.

El alto castrense norteamericano señaló que para que su plan tenga éxito, se necesitan más tropas para ayudar a desarrollar una mejor inteligencia sobre el terreno y ayudar con la logística, añadiendo que “podríamos aumentar algunos elementos en las operaciones especiales”.

No obstante, el coronel Steven Warren, portavoz de las operaciones en Irak de la llamada coalición anti-EIIL, liderada por EE.UU., expresó el viernes su confianza en que el Ejército de Irak es capaz de liberar las ciudades de Faluya (en la provincia central de Al-Anbar) y también Mosul.

Mosul se convirtió en la principal sede de Daesh desde que esta banda se infiltrara en Irak en junio de 2014. Desde entonces Irak es escenario de acciones violentas de este grupo takfirí, mientras las Fuerzas Armadas iraquíes, junto a las fuerzas populares, luchan denodadamente para acabar con dicha banda extremista takfirí.

EE.UU. comenzó el 8 de agosto de 2014 a bombardear varias regiones de Irak, so pretexto de combatir a Daesh, y amplió el 23 de septiembre del mismo año su campaña a Siria en el marco de una coalición en la que participan varios de sus aliados regionales y occidentales.

En marzo del 2015, un ataque aéreo de la coalición contra la banda terrorista EIIL dejó 30 muertos, entre ellos un sinnúmero de civiles. También, al menos 50 civiles perdieron la vida a principios de enero de ese mismo año durante un asalto aéreo de la denominada coalición anti-Daesh en el norte de Siria.

Tanto el Gobierno de Irak como el de Siria cuestionan la efectividad de dichos bombardeos y critican a la citada coalición por los daños estructurales y las muchas víctimas civiles que ha ocasionado.

zss/anz/msf

Comentarios