• Migrantes hondureños superaron una barrera de decenas de policías y militares que estaban apostados con vehículos blindados.
Publicada: sábado, 14 de septiembre de 2019 16:56
Actualizada: lunes, 16 de septiembre de 2019 4:05

Organizaciones de la sociedad civil de Centroamérica, México y el Caribe denuncian la iniciativa migratoria de EE.UU. para convertir Honduras en un tercer país seguro.

En un comunicado publicado el viernes, cerca de 150 organizaciones argumentaron que Honduras “es uno de los países más pobres, violentos e inseguros del continente”, y por tanto incapaz de proteger a los refugiados que huyen de su país natal en busca del asilo.

Además, insistiendo en que no cuenta con las infraestructuras necesarias para ofrecer este servicio, advirtieron de la posible firma de un acuerdo migratorio entre Estados Unidos y el Gobierno hondureño que incluiría a este país como tercer país seguro, tal y como se hizo con Guatemala.

LEER MÁS: Giammattei no reconocerá el pacto de tercer país seguro con EEUU

Al respecto, la embajada estadounidense en Tegucigalpa, capital hondureña, confirmó en un comunicado emitido el mismo viernes que el canciller hondureño, Lisandro Rosales, se había reunido en Washington, capital de EE.UU., con el subsecretario adjunto del Departamento de Seguridad Nacional, James McCament, y el subsecretario adjunto de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Hugo Rodríguez, y que en el encuentro abordaron temas relacionados con la inmigración, entre otros asuntos.

 

Según la iniciativa de tercer país seguro, el Gobierno estadounidense no dará asilo a los migrantes que no lo soliciten en un tercer país seguro. De modo que todo extranjero que intente ingresar a EE.UU. a través de la frontera sur con México, sin  haber solicitado protección en un tercer Estado que no sea su país de origen, no será considerado apto para el asilo. Así Estados Unidos podría negar el asilo fácilmente.

LEER MÁS: Congresistas de EEUU cuestionan iniciativa de tercer país seguro

El presidente del país norteamericano, Donald Trump, está presionando a México, Honduras, El Salvador para que acepten convertirse en un tercer país seguro.

LEER MÁS: Avance de la dominación: marines de EEUU se despliegan en Honduras

Sin embargo, los Estados centroamericanos se niegan a convertirse en un tercer país seguro por los gastos que originan los migrantes mientras dura el proceso de solicitud —aproximadamente un año—, es decir, alimentación vivienda, seguridad, servicio de salud y otras necesidades.

Las organizaciones salvadoreñas de derechos humanos lamentan la falta de unidad entre los países de la región norte de Centroamérica para defender el derecho a migrar como una garantía fundamental.

msm/alg/nii/

Comentarios